Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete zanja la guerra del agua con un acuerdo de mínimos en el plan del Tajo

El plan aumenta el volumen mínimo en los embalses de cabecera

Vista del embalse de Entrepeñas.
Vista del embalse de Entrepeñas.

El Ministerio de Agricultura ha sacado hoy a consulta pública el borrador del Plan Hidrológico del Tajo, el más polémico de los planes de cuenca que España estaba obligada por Europa a revisar antes del año 2009 y que las desavenencias entre autonomías había retrasado. Ni siquiera la unanimidad de color político en la Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha y en el Ministerio de Medio Ambiente había podido enterrar la llamada guerra del agua. Hasta ahora. El departamento que dirige Miguel Arias Cañete ha publicado un borrador de plan que, aparentemente, contenta a todos los implicados. Menos a los ecologistas, que creen que las medidas que contempla no garantizan la supervivencia de un río muy contaminado y sobreexplotado.

La clave del acuerdo es el trasvase Tajo - Segura, abierto en 1979 y que abastece a 2,5 millones de personas en Murcia, Alicante y Almería y proporciona agua a unos 70.000 regantes. Un borrador anterior del plan, publicado en octubre de 2011, alertaba de que el trasvase era "inviable" por la caída de las aportaciones, el aumento del consumo en la cuenca y la mejora del caudal ecológico. Ahora, el nuevo borrador garantiza la continuidad del trasvase. Una de las principales novedades es que se incrementan, de forma paulatina (en cinco años) los volúmenes mínimos de agua que deben tener almacenados los embalses de Entrepeñas y Buendía, de los que parte el trasvase, para que se pueda enviar agua hacia el sureste. Actualmente son 240 hectómetros cúbicos, que pasarán a 400 en cinco años.

La parlamentaria del PP Cesárea Arnedo ha señalado este miércoles que el borrador del Plan de Cuenca del Tajo es "un éxito" para Castilla-La Mancha, para los pueblos ribereños y para Talavera de la Reina (Toledo), a la que le garantizará un caudal "que hasta ahora no tenía garantizado".El alcalde de Talavera de la Reina, Gonzalo Lago, también ha considerado que es "un hito" para Talavera que se haya fijado un caudal mínimo para el río a su paso por la ciudad de 10 metros cúbicos por segundo en época de sequía extrema o de verano. El borrador establece un caudal mínimo de 10 para Toledo, por donde el río pasa muy contaminado y con poca agua, y para Talavera de la Reina. En el caso de Aranjuez, de 6.

El consejero de Agricultura y Agua de Murcia, Antonio Cerdá, considera que el borrador del Plan del Tajo ha supuesto un acuerdo "muy positivo" porque va a permitir que el trasvase Tajo-Segura sea una obra "viva" y, por tanto, siga funcionando. "Había que poner de acuerdo a tres comunidades, donde a veces hay intereses contrapuestos", ha señalado, y ha instado a reconocer "el esfuerzo y la labor del Ministerio en lograr este acuerdo, porque es una obra de Estado que es buena y necesaria para todos".

La portavoz y la vicesecretaria general del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha considerado hoy “la confirmación de una nueva traición de Cospedal la propuesta de Plan de Tajo conocido hoy. La presidenta le ha puesto precio de venta al Tajo y lo ha sacrificado en beneficio de los intereses partidarios del PP, que exigían un acuerdo entre Castilla-La Mancha y Murcia al precio que fuera, y sus propios intereses personales como secretaria general popular de la calle Génova”. Ha añadido que “los 400 hectómetros cúbicos de reserva en la cabecera de los que se habla son ridículos y mentira, porque no se pueden garantizar cuando el plan de hoy rebaja considerablemente los caudales del Tajo en Aranjuez, que pasan de 10 metros cúbicos por segundo a 6, en Toledo, donde se pasa de 14 a 10, y en Talavera, donde se pasa de 16 metros cúbicos por segundo en el Plan de 2011 a 10 en el de esta mañana”.

Organizaciones ecologistas consideran que el aumento de 240 a 400 hectómetros cúbicos la reserva mínima en el embalse de Entrepeñas-Buendía para el trasvase al Tajo-Segura es un avance pero no suficiente como para mantener el caudal ecológico necesario para garantizar el buen estado de la cuenca del Tajo, por lo que han expresado su "rechazo" al plan. El director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha manifestado que el borrador "mantiene el 'estatus quo', ya que sigue estando el trasvase" y pese al aumento del caudal mínimo, estima que la dinámica del río "no es suficiente para garantizar un buen estado natural. "El problema del Tajo tiene problemas desde su cabecera", ha valorado.

Ecologistas en Acción considera que el borrador del Plan Hidrológico del Tajo "perpetúa el  impacto" del trasvase Tajo-Segura, así como la mala calidad de las aguas. En su opinión, el proyecto publicado este miércoles "no arregla, sino que incide" en los principales problemas que afectan a esa cuenca. Para SEO/Birdlife, en este plan de cuenca "el gran perdedor es el río Tajo" porque parece que se aseguran mucho mejor las reservas de la cabecera que el agua circulante en el río.

 El plan incluye 400 actuaciones, el 62% de ellas destinadas a la mejora del tratamiento de las aguas residuales y saneamiento, y una inversión estimada de más de 4.000 millones de euros hasta el año 2027, informa el Ministerio de Agricultura. Se ha abierto un periodo de consulta de seis meses para que los interesados hagan sus aportaciones. Una vez estudiadas, añade el Ministerio, el proyecto de Plan Hidrológico será elevado al Consejo Nacional del Agua para, posteriormente, ser aprobado por el Gobierno mediante real decreto.

Más información