La policía intercepta en España un barco venezolano cargado de cocaína

La investigación cree que la embarcación pretendía llegar a la costa y desembarcar la droga con lanchas

La droga incautada en el puerto de Las Palmas / HO (AFP)

La Policía Nacional española abordó, a 700 millas al sureste de Cabo Verde, un barco proveniente de Venezuela que se dirigía al continente europeo y que transportaba 2 toneladas de cocaína. "Es la operación más importante en lo que llevamos de 2013 en lo que se refiere a la lucha contra el narcotráfico", dijo el director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

De esta manera, apuntó que la importancia de esta actuación reside en la cantidad de droga que se ha alijado y porque se ha desarticulado una organización dedicada a llevar la cocaína a Europa procedente de Sudamérica.

El líder de esta organización era un hombre de nacionalidad venezolana que no era desconocido para los agentes. "Es una persona ya conocida -añadió Cosidó-, con antecedentes en materia de narcotráfico y un miembro importante dentro de este mundo".

Cosidó comentó que el barco procedía de la zona del Orinoco y que tenía como destino algún punto del norte de Portugal o la costa gallega para, desde allí, a través de embarcaciones menores, desembarcar la droga. "Entendemos que por la cantidad es una droga que podría venir para su consumo en España pero otra parte podría ir al mercado europeo", agregó.

Un total de nueve detenidos

El director general de la Policía expuso que en total hay nueve detenidos, siendo cinco de ellos los tripulantes de la embarcación [cuatro brasileños y un coreano] y los cuatro restantes presuntos organizadores del envío de la cocaína desde sudamérica, unas detenciones que tuvieron lugar en Oporto por parte de la Policía Judicial portuguesa.

Entre estos últimos individuos había dos personas con residencia en España, que se habían desplazado al país vecino para controlar la operación. Uno de esos sujetos, de nacionalidad venezolana, era el representante de la organización sudamericana en España. Cosidó declaró en el barco también se ha encontrado una "importante cantidad" de dinero en efectivo que, aunque todavía se está contando, adelantó que asciende a más de 200.000 dólares.

Durante el asalto al barco uno de los GEO resultó herido leve, siendo evacuado por el Servicio Aéreo de Rescate (SAR) primero a Cabo Verde y posteriormente a Las Palmas de Gran Canaria con una luxación en el hombro.

La Policía Nacional informó de que la organización delictiva estaba compuesta por un grupo de proveedores de cocaína, afincados en Venezuela, cuya función consistía en llevar la droga por vía marítima hasta el buque encargado de su transporte y desde allí a las costas europeas.

Mientras, la labor de la rama afincada en España y Portugal era contactar con el grupo venezolano así como de coordinar la operación marítima, asegurando la recepción de la cocaína y su posterior distribución en Europa.

En el último escalón del entramado de narcotraficantes estarían los responsables del transporte, que habrían facilitado la embarcación para la recogida de la droga en altamar y su posterior transporte hasta España, donde debía ser almacenada y entregada a sus dueños.

La investigación comenzó en Portugal

La investigación se inició en Portugal, donde los especialistas en la lucha contra el narcotráfico de los tres países implicados averiguaron que varios traficantes se encontraban en Oporto organizando el transporte por vía marítima de una importante cantidad de droga.

En este sentido, fruto de estas pesquisas se pudo conocer que, a finales de febrero de 2013, los responsables europeos de la organización se habían desplazado hasta Venezuela para ultimar los detalles de la operación.

Tras regresar de este viaje uno de los investigados, de nacionalidad holandesa, se desplazó hasta el norte de Portugal, donde estableció su base de operaciones. El resto de miembros de la organización, entre los que se encontraba el responsable de la 'oficina venezolana' en España, también se asentaron en esta zona al objeto de coordinar la operación.

Así, se pudo localizar el buque nodriza cargado con el estupefaciente cuando se encontraba a la espera de entregar la droga a la tripulación de otro barco controlado por la organización.

A través del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) se solicitó la colaboración de la Armada Española para trasladar hasta el punto de abordaje a una dotación del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional.

Con todo, el buque Tornado dio alcance al barco con la droga la madrugada del día 15 de marzo, y los agentes de élite del GEO iniciaron las maniobras de asalto, procedieron a la detención de los tripulantes.

Por último, al día siguiente en Portugal, agentes de la Policía Judiciaria de Oporto procedieron a la detención de los presuntos organizadores del transporte.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana