Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSIC anuncia un acuerdo para salvar el observatorio de Calar Alto, en Almería

España y Alemania, los dos socios de la institución, garantizan el funcionamiento de los telescopios

Los desacuerdos sobre la financiación entre los dos socios del observatorio astronómico de Calar alto (en Almeria) había puesto en riesgo la supervivencia de los telescopios de Almería. Ahora el Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) anuncia un acuerdo con la Sociedad Max Planck alemana “que se implementará en las próximas semanas y que, dadas las circunstancias actuales, supone un considerable esfuerzo presupuestarios por parte de ambas instituciones, mediante el que se pretende garantizar que el observatorio Hispano alemán Calor Alto permanezca abierto hasta 2018”. Esta era la fecha de vigencia de los acuerdos alcanzados en 2010 que, sin embargo, estaban ahora en riesgo, según denunció la Sociedad Española de Astronomía (SEA), cuyo presidente explicó que “es un observatorio de referencia en Europa y uno de los pilares observacionales de la investigación astrofísica de alto nivel que se realiza en nuestro país”.

El comunicado del CSIC hace hincapié en uno de los programas científicos de Calar alto, el Carmenes, que consiste en el desarrollo de un instrumento que se utilizará en el telescopio de 3,5 metros de diámetro del observatorio dedicado a la búsqueda de planetas extrasolares en torno a estrellas de muy poca masas. El instituto Max Planck ya había manifestado públicamente su interés especial por este programa en el observatorio de Almería.

El CSIC no especifica cuál podría ser el acuerdo económico con la institución Alemana. El presupuesto de Calar Alto ronda ahora los 3,5 millones de euros al año que financia en un 62,5% el socio alemán y un 37,5% el español, pese a que la utilización de los telescopios y las decisiones sobre su gestión se reparte al 50%. La SEA ya advirtió, en una carta de su presidente a la secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, que “Para que pueda seguir operando, el observatorio necesita un marco estable con una financiación suficiente”. Matilde Fernández, directora del Instituto de Astrofísica de Andalucía, que gestiona el observatorio, señaló que un recorte drástico del presupuesto supondría dirigir el observatorio hacia el cierre “en poco tiempo”. Ahora el comunicado del CSIC recalca que el instrumento Carmenes “contribuirá a que las instituciones ya administraciones implicadas puedan explorar nuevas soluciones para el futuro de esa instalación después de 2018”.