Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Defensor del Pueblo investigará el caso del senegalés muerto sin tarjeta sanitaria

El hombre, un inmigrante sin papeles, murió de tuberculosis en Baleares

El cadáver será repatriado hoy a su país

La oficina del Defensor del Pueblo ha confirmado que va a investigar de oficio el caso del senegalés sin tarjeta sanitaria muerto de tuberculosis en Baleares. El hombre falleció el pasado 21 de abril en su casa, después de haber acudido tres veces a los servicios sanitarios. El partido Més per Mallorca, oposición al Gobierno balear, del PP, y Médicos del Mundo afirman que no fue atendido debidamente por carecer de tarjeta sanitaria. La consejería dice lo contrario, y que lo que sucedió fue que, tras ser atendido en primaria, donde una primera prueba dio negativo a la tuberculosis, el hombre acudió a urgencias, desde donde se le derivó a atención primaria, donde no acudió. El PSOE también ha pedido explicaciones a la ministra de Sanidad, Ana Mato, en el Congreso.

Médicos del Mundo denuncia que la muerte de este joven senegalés  "es consecuencia directa de la aplicación de la reforma sanitaria. Las causas son la no asignación de un médico de familia, la denegación de diagnósticos, la firma de compromiso de pagos en la atención y la barrera de acudir a servicios sin tarjeta, que impide especialmente la aplicación de protocolos de enfermedades transmisibles".

En cambio el consejero de Salud, Martí Sansaloni,  ha negado hoy en el Parlamento autonómico que la sanidad pública desatendiera al inmigrante, y dijo que su departamento reguló  por decreto que toda la población del archipiélago, residente legal o no, será atendido por la sanidad pública en casos urgentes o peligrosos para el conjunto de la población.

El cadáver del hombre será repatriado hoy, después de que sus amigos hayan reunido el dinero necesario (unos 8.000 euros).

Más información