Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se buscan sanitarios. Razón: Catar

Un nuevo gran hospital en Doha, que levanta la constructora OHL, necesita 5.000 profesionales entre médicos, enfermeros e investigadores

Una delegación llegará a España para reclutar personal

Obras de construcción del nuevo hospital de Doha, en Catar.

El emirato de Catar ha encontrado un filón en España. Además de sondear el mercado en busca de inversiones en empresas españolas, también quiere contar con trabajadores especializados españoles en su país. A ello responde la demanda para el gran hospital de Doha, que está a punto de terminar un consorcio liderado por el grupo español OHL. Catar quiere que el hospital, que se va a especializar en pediatría, sea una referencia en el Golfo.

A través de su brazo inversor, Qatar Foundation, el Gobierno de Catar ha decidido que una parte del personal médico, sanitario y de investigación de ese centro hospitalario, considerado el más lujoso del mundo, sea español. El hospital necesita en torno a 5.000 personas, entre ellos 1.000 enfermeros, 500 investigadores y un número no determinado de médicos, aunque se estima una cifra similar. A esos colectivos podrían sumarse otro tipo de trabajadores especializados en distintos campos anejos a la actividad hospitalaria y administrativa.

España ha sido elegida por Catar, entre otros países europeos, para estar en el cuadro de especialistas gracias al buen cartel que tiene la medicina española en diversas especialidades y las excelentes relaciones que mantienen los dos países.

Para los profesionales españoles se abre una oportunidad pintiparada. El único requisito, además de una profesionalidad demostrada, es que dominen el inglés. De eso dependerá mucho la criba que se haga tras recibir los currículos, de cuya recepción se encargará la propia Qatar Foundation a través de su representación en España.

Maqueta del proyecto del futuro hospital de Doha.

El perfil que busca entre los médicos es doble: por un lado, veteranos con experiencia que están en torno a los 60 años para cubrir en el nuevo hospital sus últimos años de actividad y, por otro, jóvenes en la treintena recién salidos de la etapa de preparación (MIR) y que es más numeroso. En cuanto a los investigadores, lo que persigue son grupos de científicos que ya funcionan en hospitales, laboratorios o instituciones médicas.

Con el objetivo de atar los últimos cabos y reclutar al personal, el próximo día 21 aterrizará en Madrid una delegación de Sidra Medical and Reseach Center, firma que gestiona el hospital, y que tendrá como anfitrión en España a La Casa Árabe, dependiente de Asuntos Exteriores. Durante los últimos tres meses, su director, Eduardo López Busquets, se ha encargado de preparar toda la logística para que esa visita sea fructífera.

“No se trata de robar a los investigadores ni de que se quiera aprovechar la precariedad laboral que actualmente hay en España, sino de que se traslade gente experimentada dispuesta a trabajar sin desmantelar los grupos aquí o con ganas de enriquecer sus conocimientos”, sostiene López Busquets, que subraya el prestigio que Catar concede a la medicina española.

Además de los MIR, seleccionarán a facultativos en torno a los 60 años

Aunque la demanda se extiende a varios países de la Unión Europea, la especial situación laboral de España frente a los vecinos unido a ese prestigio permite aventurar que los profesionales españoles van a encontrar más posibilidades. En el caso de los médicos coincide con los planes de recortes de hospitales que prepara la Comunidad de Madrid. De hecho, en los últimos años se ha producido una alta contratación de enfermeros españoles a Reino Unido.

La crisis y los recortes en la sanidad española está provocando que profesionales altamente cualificados busquen una salida laboral en el extranjero. La Organización Médica Colegial emitió en 2011 un total de 1.435 certificados de idoneidad de facultativos. Este aval es necesario para trabajar en los Estados de la UE, pero no es necesario en países extracomunitarios. También los enfermeros se han visto obligados a emigrar. Ese mismo año salieron 914. Este éxodo se asemeja al que se produjo en los años noventa del pasado siglo, cuando miles de profesionales buscaron trabajo en Reino Unido o Portugal.

López Busquets ha organizado los encuentros que los representantes de Sidra mantendrán en Madrid con altos cargos de sanidad, empresas y organizaciones profesionales (como sociedades médicas, institutos, hospitales), así como con otros colectivos interesados. La Casa Árabe también prestará sus instalaciones para la conferencia sobre las oportunidades que hay en Catar para los españoles.

La relación entre España y Catar se ha visto plasmada, además de la que mantienen entre las casas reales, en el acuerdo de patrocinio de la Fundation Qatar con el Fútbol Club Barcelona, que la próxima temporada pasará a anunciar Qatar Airways, o el reciente interés por comprar el 12% de IAG (Iberia+British Airways) que tiene Bankia, donde también podrían estar sondeando.

En sentido contrario, la presencia de OHL y de profesionales españoles en el país también ha influido positivamente en la imagen española. OHL logró el contrato del hospital de Doha en 2008 en joint venture (sociedad de riesgo compartido) con la egipcia Contrak International. El contrato, en el que participa la empresa presidida por Juan Miguel Villar Mir, ascendió a casi 1.650 millones de euros.

Asimismo, los colegios SEK van a instalar un centro de enseñanza primaria y secundaria con enseñanza bilingüe que va a ser fundamental para los hijos de españoles que se trasladen al país.