Selecciona Edición
Iniciar sesión

España, a la cabeza en bebés con bajo peso y madres tardías

El informe Euro-Peristat compara datos de salud perinatal en 29 países

Bebés en una maternidad de un hospital de Munich (Alemania).

España es uno de los países con mejores datos de mortalidad perinatal —de la madre, el feto y el recién nacido—, pero la comparación con sus vecinos europeos la deja en mal lugar cuando se analiza el bajo peso al nacer y la tasa de bebés prematuros. Solo Chipre supera a España en porcentaje de niños nacidos con menos de 2,5 kilos, un indicador fundamental en la salud perinatal, según el estudio Euro-Peristat, que se hace público hoy. Este trabajo, financiado por la Comisión Europea y que analiza decenas de indicadores en 29 países, “es esencial para la mejora de la salud de la madre y de los niños y para la atención al parto”, explica su coordinador en España, el catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alcalá Francisco Bolúmar.

El porcentaje de nacidos con bajo peso osciló entre el 3,3% de Islandia y el 9,8% de Chipre, con diferencias entre el norte y el sur que “pueden ser consecuencia de la variabilidad fisiológica del peso al nacer entre los diversos países europeos por causas genéticas, debiendo situarlas en relación con la distribución del peso al nacer en el conjunto de la población de cada país”, explica Bolúmar. El hecho de que esta sea la segunda edición del informe —con datos de 2010; el anterior, de 2004, se hizo público en 2008— permite comparar la evolución de los indicadores. España es, con Luxemburgo, el país en el que más se ha incrementado el porcentaje de bajo peso: pasó del 7,6% al 8,7%.

En cambio, en el caso de los bebés prematuros, este último informe muestra que el porcentaje en España, pese a ser uno de los más altos de Europa —8%, cuando el rango va del 5,3% al 10,4%—, se ha mantenido estable (ha disminuido un 0,1%). El número de niños nacidos con menos de 37 semanas de gestación está muy relacionado con la mortalidad perinatal y los problemas de desarrollo posterior. La prematuridad, señala Bolúmar, “se ha incrementado notablemente en Europa a lo largo de los últimos 15 años y se debe a la mayor prevalencia de partos múltiples”, consecuencia a su vez del aumento de embarazos por reproducción asistida.

Precisamente España destaca por el número de madres de más de 35 años. Junto con Italia, son los dos países que, “con diferencia”, precisa Bolúmar, más postergan la edad de la maternidad. Italia está a la cabeza, con un 34,7% de madres mayores de 35 años. En segundo lugar figura España, con un 29,5%. “La proporción no ha hecho sino incrementarse en los últimos años”, señala el coordinador del Euro-Peristat en España. “El hecho de postergar la edad de procreación ha conllevado un incremento en el número de embarazos obtenidos por reproducción asistida, lo que hasta fecha reciente implicaba un aumento de nacimientos múltiples”, añade.

El informe también constata la tendencia a la maternidad tardía: “Solo en Finlandia se redujo entre 2004 y 2010 la proporción de madres mayores de 35 años. El aumento fue relativamente pequeño en el Reino Unido y muy destacado en Italia, Estonia, Hungría, República Checa y España”. El informe añade a este respecto: “El fomento de la maternidad más temprana requiere políticas de apoyo a los padres jóvenes y a las madres trabajadoras”.

Bolúmar destaca los buenos datos de España en mortalidad neonatal —hasta 28 días después del nacimiento—, pese al elevado porcentaje de nacimientos múltiples, que entrañan más riesgo. Son similares a los de los países más desarrollados de Europa, lo que es “indicativo de buena calidad de los servicios neonatales hospitalarios”. El coordinador, sin embargo, alerta sobre la ausencia de información en España sobre algunos indicadores de gran interés que otros países recogen de manera rutinaria. En algunos casos, explica, ha tenido que recurrir a datos de alguna comunidad autónoma.