Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de la plantilla de RNE lamenta la pérdida de “independencia y calidad”

Un manifiesto muestra "preocupación" por la caída de audiencia fruto de una "gestión equivocada"

Ampliar foto
Instalaciones de RTVE en Torrespaña.

Más de 500 trabajadores de RNE han firmado un manifiesto que denuncia la pérdida de "independencia y calidad" de la radio pública y muestra "preocupación" por la caída de audiencia reflejada en los últimos datos del Estudio General de Medios (EGM), que consideran fruto de una "gestión equivocada". 

Los 517 firmantes del documento —remitido al presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, con copia al Consejo de Administración, al Comité de Empresa y al Consejo de Informativos de la radio— temen que RNE se convierta, "en breve", "en una radio residual alejada" del público y atribuyen esa pérdida de audiencia (cerca de 700.000 oyentes) a la gestión errónea. "Una gestión", añaden, "que le ha arrebatado a RNE las principales señas de identidad que deben caracterizar a una radio pública: independencia y calidad".

Los empleados que apoyan el manifiesto, más de la mitad de la plantilla, señalan que la iniciativa no está vinculada a los sindicatos ni responde a planteamientos ideológicos ni reclamaciones económicas. Simplemente refleja un movimiento "espontáneo" que ha involucrado a trabajadores de todas las categorías. "Nadie más que nosotros desea una radio moderna, actual y pegada a la realidad. Somos los primeros con ganas de trabajar, siempre y cuando los proyectos sean profesionales y viables (algo que dudamos en casos como el de la nueva Radio 5)", prosigue el documento.

La denuncia manifiesta además preocupación por "el trato de la dirección hacia los trabajadores, la falta de comunicación y transparencia y el hecho de que sus decisiones no se rijan, exclusivamente, por criterios profesionales". "Esa actitud", añaden los empleados, "genera en la plantilla una incertidumbre y una angustia que hacen cada vez más difícil nuestro trabajo diario".

Los trabajadores reclaman, por tanto, a la dirección de RNE que tome "las medidas necesarias para que Radio Nacional de España vuelva a ser la radio de todos".