Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de universitarios premiados por Educación niegan el saludo a Wert

Una decena de los 126 estudiantes que recibían este lunes los galardones de fin de carrera protestan así contra la reforma escolar y los recortes

Una decena de universitarios han rehusado este lunes saludar al ministro de Educación, José Ignacio Wert, en la entrega de los premios nacionales fin de carrera del curso 2009-2010 como protesta contra la reforma educativa y los recortes presupuestarios. Tampoco han querido saludar a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, y se han limitado a recoger el diploma acreditativo, lo que ha sido jaleado por parte del público asistente.

Algunos de ellos iban vestidos con la camiseta verde que reivindica una educación pública de todos y para todos, como Julia Iriarte, que ha recibido una mención como licenciada en Psicología por la UNED. "No les he dado la mano porque lo que están haciendo es una falta de respeto", a la Constitución, ha comentado a la prensa. Ha asegurado, además, que el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), la ley Wert, pretende "eliminar" el derecho de todos a una plaza pública escolar. También ha acusado al ministro de querer relegar la educación y la universidad públicas "a la nada" y ha añadido que no conocía directamente a ninguno de los otros titulados que se han negado a saludar a las autoridades, aunque sabía que algunos también harían. Un par de ellos han voceado lemas a favor de la educación libre y pública después de recoger el diploma.

No obstante, estos universitarios han participado en la foto de familia de los 126 galardonados (entre premios nacionales y menciones) junto a Wert y Gomendio.

En la clausura del acto, el ministro ha resaltado que no hay excelencia sin perseverancia y ha puesto a los premiados como ejemplo de esfuerzo, voluntad de superación y ambición para salir adelante por encima de las quejas. Ha subrayado el valor de todo ello más en estos tiempos de crisis, entre los más difíciles desde que existen estadísticas económicas, ha señalado.

Wert, que no ha hecho declaraciones a la prensa, ha indicado que es posible combinar la excelencia con la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación, lo que no quiere decir, ha precisado, que todo el mundo obtenga los mismos resultados.