Las universidades se unen contra el recorte de las becas de Wert

Los responsables de las universidades trasladan a Wert sus quejas por que la cuantía de las ayudas se divida en dos, una parte fija y otra variable

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, tiene otro frente abierto, una vía de agua que llega de la universidad. Los vicerrectores de estudiantes han debatido “de forma sosegada” entre ellos su apuesta común que esta tarde dará a conocer a Wert el rector de la Universidad Pública de Navarra, Julio Lafuente, que es también presidente de la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles (Runae). El rector les presentó a sus colegas un documento que tuvo tal respaldo que ni siquiera hizo falta que votaran. A la salida de la reunión preparatoria de la reunión Adelaida de la Calle, la presidenta de los rectores, adelantó el "desacuerdo" con el borrador del decreto de becas de todos ellos e informo que han consensuado transmitir a Wert "no se puede disminuir la igualdad de oportunidades" entre los alumnos que quieren cursar estudios universitarios.

El ministro se reúne hoy en el Consejo de Universidades con los rectores, que en mayo de 2012 se plantaron porque no quiso debatir con ellos los recortes presupuestarios aprobados poco antes. Pero el clima hoy será mucho más tranquilo –como ocurre en sus encuentros con los consejeros educativos que han rebajado el tono- aunque con igual rotundidad por parte de los gestores de los campus, que van a mostrarle su disconformidad con el nuevo sistema de becas. Los rectores están en contra de los requisitos académicos que impone para las ayudas universitarias –un 6,5 en lugar de un 5,5 para optar a una beca- y a la división de la cuantía en dos. El nuevo decreto propone repartir la ayuda en dos partes, una fija mucho más baja que la que se concede ahora, y otra variable, cuya cuantía dependerá de la renta familiar, las notas del alumno y del presupuesto que quede después de repartir la parte fija.

El texto critica las medidas que Educación tiene que aprobar antes de agosto para que se puedan solicitar las matrículas y propone alternativas a este sistema. Con esta exposición de nuevas opciones las universidades quieren demostrar su responsabilidad. Que no solo se quejan, sino que además proponen.

El borrador de decreto reduce los tipos de ayudas a tres con ese máximo de 1.500 euros: las actuales becas salario o compensatorias (hoy suponen entre 2.040 y 3.500 euros); las de residencia para estudiar fuera de la comunidad autónoma (entre 2.556 euros y 6.995) y una de nuevo cuño, la básica, que en la etapa universitaria eximirá de pagar la matrícula

La subida este año de las exigencias académicas (del 5,5 al 6,5) ha dejado sin beca a muchos estudiantes. Wert, en el Senado habló el martes de 11.496 estudiantes, sin contar los de Cataluña pues los datos no estaban “consolidados”. Hay muchos ejemplos muy gráficos: en la Universidad de Sevilla un 15% más de los alumnos se han quedado sin ayuda (13.000), en Cataluña las denegaciones han crecido un 20%, mientras en Salamanca han pasado del 38% al 45% (5.853 estudiantes).

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana