Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Vela: “Estamos lejos de una situación catastrófica en el CSIC”

La secretaria de Estado de Investigación promete ayuda pero mantiene que los 75 millones comprometidos son una “cantidad extremadamente importante”

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, durante su intervención en un desayuno informativo celebrado hoy.
La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, durante su intervención en un desayuno informativo celebrado hoy. EFE

La secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, ha dicho esta mañana en los desayunos organizados por el Foro España Innova que el Gobierno tendrá “que hacer el máximo que sea necesario para mantener el CSIC”. “Tenemos el compromiso cierto para que el Consejo no tenga dificultades”. “Acaban de recibir 25 millones y el pago de los proyectos de 2012”. Si con ello no fuera suficiente, “seguiremos haciendo cosas”, añadió. Y hasta aquí la de cal. Porque la de arena es que el presidente del organismo, Emilio Lora-Tamayo, afirma que necesita 100 millones para no cerrar en déficit, y que Vela solo le garantiza 75. “Una cantidad extremadamente importante”. Cómo enjugar los otros 25 millones –en puridad 27, según las cuentas que ha presentado Lora-Tamayo- para que el Consejo no cierre en déficit sigue siendo una incógnita.

“Hay un plan de viabilidad. Otra cosa son las actuaciones a nivel interno” que haga el Consejo, dijo Vela, en lo que parecía una alusión a la idea del presidente (o, habría que decir, notificada por el presidente) de echar mano de los remanentes de los grupos para saldar el déficit, aunque luego esa cantidad se les vaya a devolver cuando se pueda.

El acto fue como un gigantesco McGuffin, el recurso que usaba Hitchcock –una aparente trama principal, el robo de un dinero, para distraer de lo que en verdad iba a pasar, la muerte a manos de un perturbado en Psicosis, por ejemplo-: un largo discurso oficialista explicando el Plan Nacional de I+D+i envolviendo el tema de actualidad. Este es la advertencia de que la situación en el CSIC es un “cataclismo”, según ha dicho Lora-Tamayo. Vela lo negó: “Estamos lejos de una situación catastrófica. Difícil, lo es, pero eso no es una sorpresa. Hay un plan, está todo organizado”, afirmó. Lo único que concretó fue que esperaba tener otros 50 millones para el CSIC este trimestre.

Aparte de este tema, Vela, suelta en el micrófono, recordó las líneas principales del plan y defendió algunas medidas “mal entendidas”, como la reducción de contratos Ramón y Cajal, que han pasado de 250 a 175 “pero con el mismo dinero”, o el logro de que, ante la congelación de los funcionarios, los investigadores hayan sido de los pocos grupos, junto a personal sanitario, docente, de las fuerzas de seguridad e inspectores de Hacienda, a los que se ha permitido una tasa de reposición del 10% (que por cada 100 jubilado se contrate a 10). También anunció la creación de visados especiales y de permiso para investigadores extranjeros.