La paridad que enfada a las feministas

Las ayudas del Instituto de la Mujer puntúan el tamaño y el equilibro de sexos

Las entidades solo femeninas critican que ese criterio dificultará su concurso

Las nuevas bases para que las distintas asociaciones opten a las subvenciones del Instituto de la Mujer penalizan a las entidades más pequeñas. También a las eminentemente femeninas. Los nuevos baremos para acceder a estas ayudas (un millón de euros) publicados en el BOE otorgan más puntos a las asociaciones con más presupuesto (10 puntos), más voluntarios (15), que cuenten con una auditoría externa (17) o cuya junta directiva sea paritaria (que la presencia de un sexo no supere el 40% de los miembros). Las organizaciones que trabajan en proyectos de apoyo a la mujer y para la igualdad denuncian que el nuevo sistema deja fuera a las más especializadas —casi todas pequeñas o medianas— y a las de mujeres. “Es un baremo hecho a la medida de las organizaciones más grandes y más generales, como Cáritas o Cruz Roja”, critica Begoña San José, del Fórum de Política Feminista.

La directora general de Igualdad, Carmen Plaza, asegura que los nuevos criterios no buscan excluir a esas entidades especializadas, sino primar aquellas que tengan proyectos en toda España. “Estas transferencias son de carácter estatal, y eso es lo que se tendrá en cuenta”, apunta. Plaza afirma que la concesión de puntos por tener una presencia equilibrada de hombres y mujeres en los puestos directivos —se otorgan tres— es una medida pensada para que las organizaciones más generales que concurran tengan a mujeres en sus juntas. “No se ha querido perjudicar a las asociaciones solo de mujeres, que están haciendo un trabajo magnífico y a las que queremos apoyar con esta convocatoria”, dice. Plaza asegura que estudiará las bases y, si determina que hay perjuicio para estas entidades, se modificarán.

“El organismo gubernamental especializado en igualdad de las mujeres no puede prescindir de asociaciones que trabajan en proyectos para ello y en cambio primar a las que trabajan sobre todo en proyectos asistenciales para otras cosas”, incide Begoña San José. Hace unos días, el movimiento asociativo de mujeres trasladó a Igualdad sus críticas.

Otros años, unas 90 entidades de mujeres —de viudas, de expertas en violencia de género, feministas, de mujeres rurales, de investigación...— se han repartido los dos millones de euros de estas ayudas, que se nutren de fondos europeos. Este año, la cantidad es la mitad; y con los nuevos criterios el 80% de esas entidades subvencionadas históricamente quedarían fuera. “Estas organizaciones tenemos una función clave de participación en la elaboración de políticas. Sin ayudas, la vertebración del movimiento de mujeres por la igualdad se acabará cayendo”, recalca San José.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana