Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Una ONG documenta el maltrato en el comercio de carne de perro en China

Igualdad Animal recorre granjas, mercados y mataderos de todo el país

Cachorros de perro hacinados en minúsculas jaulas de alambre en granjas de engorde; cachorros de gato aplastados en el suelo junto a un mercado; perros transportados en condiciones deplorables, sin agua ni comida, heridos y con los huesos rotos, hasta el matadero donde serán sacrificados y al mercado donde serán vendidos. Una investigación de la ONG Igualdad Animal ha documentado con unas impactantes imágenes todo el proceso de maltrato en el comercio de carne de perro (sobre todo, pero también de gato) en China.

Un comercio que, asegura Javier Moreno, portavoz de la ONG, se mueve en la alegalidad, pero se roza con mafias que, por ejemplo, capturan animales por las calles, algunos de los cuales pueden tener dueños. “Otro perro lleva todavía el collar que le puso su anterior familia. Estos perros han sido robados a familias de la zona”, asegura el diario del investigador.

Este ha recorrido durante tres semanas para la organización los mercados de Tres Pájaros de Dali (en Nanhai, al sureste del país), el mercado de animales exóticos de Wuhan (centro), granjas de cría y engorde de perros de Jiaxiang y Jining (centro) y un matadero de perros de Zhanjiang (sur).

Lo ha hecho dentro de la campaña internacional Sin Voz, cuyo objetivo es la prohibición del comercio de carne de perro y gato en China, y en la que participan activistas del propio país asiático. En él, cada año “más de 10 millones de perros, cuatro millones de gatos” son sacrificados para su consumo, asegura la ONG.

Moreno explica que es especialmente popular en el noreste del país y algunas regiones del sur como Guizhou, Guangdong y Guangxi. En Pekín, las autoridades pidieron a los restaurantes de la ciudad que no vendiesen este tipo de carne durante los Juegos Olímpicos 2008. “Tras los Juegos, el consumo de este tipo de animales disminuyó y hoy día apenas quedan en la propia ciudad unos pocos lugares que la sirven”, relata el diario del investigador.

La ONG Igualdad Animal —presente en seis países de todo el mundo— espera impulsar el proyecto de ley contra el comercio de estos animales que “está estancado desde 2010” en el Gobierno chino. Han recogido 192.000 firmas de apoyo; cuando lleguen a 200.000, las presentarán en las embajadas chinas de Alemania, España, Italia, Inglaterra, Estados Unidos y México.

Más información