Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Aumenta un 6,1% el gasto en I+D, excluidos los préstamos

La I+D militar pasa de 363 millones este año a 757 millones en la propuesta presupuestaria para 2014.

El incremento del gasto en I+D civil, tal y como avanzó Cristóbal Montoro el viernes pasado, aumenta un 1,3% en el proyecto presupuestario de 2014 respecto a 2013, alcanzándose una cifra total de 5.633 millones, lo que supone 71 millones de incremento. De esa cantidad total, 3.383 millones corresponden al capítulo de préstamos (fundamentalmente dirigidos a las empresas y que habitualmente solo se utilizan en parte) y 2.250 millones van a los capítulos no financieros, es decir, subvenciones de investigación, contratos, gastos de personal, cuotas de organismos internacionales, organismos públicos de investigación, etcétera. En los gastos no financieros, para el año próximo, el Gobierno propone, un incremento del 6,1% respecto a 2013.

“La prioridad otorgada en los últimos años a la política de Investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) ha permitido aproximar los recursos públicos del sistema de I+D+i a la media comunitaria”, proclama el informe Económico y Financiero del proyectos presupuestario de 2014. Sin embargo, las de los últimos años muestran un panorama bien distintos de esa prioridad del sistema: el gasto, excluido los créditos, ha pasado de unos 4.200 millones (2009), a 2.860 (2012) y a 2.121 (2013). En cuanto a la media comunitaria, supera el 2% del PIB para la UE de los 27, mientras que la española, que alcanzó el 1,3%, ha bajado unas décimas, hasta el 1,27%.

El incremento presupuestario es notable para la I+D militar, que habría sufrido un recorte drástico en los últimos años (de 757 millones en 2012 a 363 millones este año), y ahora pasaría, en 2014, a 506 millones de euros.

La mayor parte de la investigación científica y el desarrollo tecnológico se gestiona desde la Secretaría de Estado de I+D (Ministerio de Economía y Competitividad) y el resumen de gastos del presupuesto cuenta con un total de 4.260 millones de euros (frente a 4.144 millones en 2013), de los cuales 2.722 millones son los préstamos reembolsables (2.748 millones en 2013). Esto significa casi 140 millones más en para subvenciones, gastos corrientes, etcétera. Hay que recordar que el exiguo presupuesto del año pasado para investigación obligó al Gobierno a conceder un crédito extraordinario de 104 millones de euros a finales de junio para evitar el colapso del sistema de ciencia español. De esos 104 millones, la mayor parte ha ido a pagar las anualidades de los proyectos de investigación del Plan Nacional y 25, al primer plazo de rescate del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que necesita 100 millones,según su presidente Emilio Lora Tamayo . La Secretaría de Estado de I+D+i rebaja esa cantidad a 75 millones y cuenta con otro crédito extraordinario este mismo año de 50 millones, de manera que serían en total154 millones extra sobre el presupuesto inicial de 2013.

En cuanto a los organismos públicos de investigación, que han sufrido recortes drásticos en sus presupuestos en los últimos años, la propuesta para 2014 recoge ligeros aumentos. Así, el Ciemat pasa de 82,6 millones en 2013 a 83,4 millones en 2014; el INIA, de72 millones a 79 millones; el Instituto Español de Oceanografía (IEO) pasa de 56,9 millones a 59,4; el Instituto Geológico y Minero de España, cae de 25 millones en 2013 a 24,9 millones el año que viene y el Instituto de Salud Carlos III pasa de 280 millones a 286,7 millones en 2014. En cuanto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se queda con el presupuesto prácticamente congelado en torno a los 602 millones.

Una partida importante que resalta el documento del presupuesto es el pago de las cuotas a los organismos internacionales de I+D, especialmente el CERN (Laboratorio Europeo de Física de Partículas), “para el que se prevé una dotación de 110,6 millones de euros, de los que 35,6 millones se destinarán a la cobertura de cuotas pendientes”. Para el Observatorio Europeo Austral (ESO), se destinan 11,7 millones.

“Habiéndose alcanzado hasta el momento actual unos niveles razonables de financiación pública en I+D+i, en el actual marco presupuestario para el año 2014, las dotaciones previstas para la política en los Presupuestos Generales del Estado responden a las directrices del Gobierno, particularmente en lo que se refiere al cambio de modelo productivo, dotando al sistema científico de los créditos que permitan mantener, en la medida de lo posible, las cotas de excelencia alcanzadas en los últimos años y conseguir que los recursos y capacidades con los que hoy cuenta la ciencia española contribuyan de una manera más eficiente a la recuperación económica y al desarrollo social de nuestro país a través de las políticas de innovación y de transferencia de tecnología en las que España arrastra un déficit histórico”, señala el proyecto presupuestario en el capítulo de Principales cifras de los PGE y políticas.

Según el análisis de los investigadores del colectivo Carta por la Ciencia, la inversión en investigación, excluyendo los préstamos reembolsables, la financiación de la ciencia ha caído en casi 2.000 millones de desde 2009 y su propuesta incluye la recuperación de la inversión perdida aumentan en 630 millones el presupuesto durante tres años consecutivos.