El visón europeo y su primo peligroso

Medio Ambiente agiliza un plan para acabar con el principal enemigo de esta especie en peligro

Un ejemplar de visón europeo.

El visón europeo (mustela nutreola) no es tan popular como el lince ibérico, pero también está en serios apuros. Se estima que quedan unos 600 ejemplares en la península de este pequeño mamífero semiacuático que vive en las riberas de los ríos y se alimenta especialmente de peces, ranas, cangrejos y ratas de agua. Resulta que su mayor amenaza se encuentra entre su parentela: el visón americano (neovison vison). El primo americano es una especie exótica invasora que afecta negativamente a todo hábitat en el que se establece. En varios países europeos se ha podido constatar que cuando hay competencia entre las dos especies siempre sale beneficiada la americana.

El Ministerio de Medio Ambiente está avanzando en la puesta en marcha de una estrategia de erradicación del peligroso visón americano. Se aprobó este verano y supondrá la captura de estos ejemplares en libertad en los puntos más conflictivos para evitar que se expandan y colonicen nuevas áreas. Ocho organizaciones conservacionistas, entre las que se encuentra WWF, SEO y Amigos de la Tierra, han impulsado en las últimas semanas una campaña de recaudación de fondos con la que pretenden reunir 7.200 euros para un documental que divulgue la importancia de conservar esta especie. “La hemos tenido un tanto apartada en los últimos años”, reconocen. El visón europeo está catalogado como especie en peligro de extinción en España y en peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Entre las zonas de alta prioridad, donde hay una distribución histórica y reciente del visón europeo, se encuentra el País Vasco, (Bizkaia, Guipúzcoa y Álava), La Rioja, Castilla y León (especialmente en el noreste de Burgos y norte de Soria) y Navarra. Las zonas adyacentes, los alrededores del área de distribución del visón europeo, son las más extensas y preocupan porque albergan distintas poblaciones asilvestradas de visón americano separadas entre sí.

Ocho ONG están reuniendo fondos para hacer un documental que divulgue la importancia de conservar el visón europeo

La estrategia de erradicación del visón americano, coordinada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y en la que las autonomías tienen un papel fundamental, se dividirá en tres fases: localización de los ejemplares de visón americano, erradicación, algo que harán mediante el trampeo, y seguimiento de su presencia. El tipo de trampa que se recomienda es una caja trampa de malla metálica porque es de mayor efectividad y “tiene un bajo índice de mortalidad de los ejemplares capturados”, destaca el documento que detalla la estrategia.

En los últimos años, España ha invertido más de 3 millones de euros en diferentes planes LIFE, destinados exclusivamente a la protección del visón europeo. Sin embargo, tras contadas excepciones, no se ha mejorado su situación.

Los conservacionistas reclaman que se erradiquen las granjas de cría de la modalidad americana

Entre la batería de medidas que proponen las ONG destaca la prohibición de granjas de visones americanos en España, una serie de medidas para minimizar el atropello de visones europeos al cruzar carreteras o la retirada de la población asilvestrada de visones americanos.

“Aunque el visón americano está incluido en el Catálogo de especies invasoras se siguen dando cada vez más número de licencias destinadas a la apertura de nuevas granjas”, explican en el Grupo Especialista en Invasiones Biológicas (GEIB), una organización independiente de ámbito nacional que desarrolla proyectos propios y de asesoría. La prohibición para abrir estos negocios afecta a las provincias que caen dentro del área de distribución del visón europeo. “Existe una gran cantidad de datos científicos que apuntan a la enorme capacidad de dispersión de la especie invasora”, añaden.

En España hay unas 37 explotaciones en funcionamiento y cerca del 80% se encuentran en territorio gallego. Las de mayor riesgo son las de Guipúzcoa y Soria, que en estos momentos están activas. La última sufrió un ataque de grupos animalistas en 2009, y la de Guipúzcoa es la única que queda dentro del área de distribución del visón europeo, por lo que es la que más riesgo tiene de afección sobre la población salvaje de la especie autóctona.

“El visón americano solo se prohíbe en las zonas en las que sigue presente el visón europeo y es un problema porque no solo le perjudica a él”, añade Laura Moreno, del programa de especies de WWF. Según esta organización, el pariente americano afecta a más de 40 especies de nuestra fauna autóctona. Compite con el turón y el armiño, y además depreda sobre muchos anfibios y huevos de aves.

El primo peligroso no solo está dejando huella en España, donde estudios de la Universidad de Salamanca han acreditado graves efectos sobre la rata de agua y el musgaño de Cabrera, que han desaparecido del 40% de las zonas que habitaban antes de la presencia del visón americano. La lista de países que han sufrido sus estragos se completa con Finlandia, Bielorrusia, Alemania y Polonia.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactora de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana