Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Gobierno prohíbe las aceiteras rellenables en bares y restaurantes

Los aceites que se ofrezcan en hostelería deberán tener una protección que impida su reutilización

El sector hostelero se ha posicionado en contra de esta medida, que califica de "derroche absoluto"

El sector olivarero andaluz apoyaba el veto. corbis

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Real Decreto que prohíbe las aceiteras rellenables y determina el etiquetaje obligatorio de los envases de aceite en hostelería, restauración y catering. Los aceites que se pongan a disposición del consumidor en este tipo de establecimientos deberán presentarse en envases etiquetados, estar provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y disponer de una protección que impida su rellenado una vez agotado su contenido original, según ha indicado el Ministerio en un comunicado.

El secretario general de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), Emilio Gallego, ha destacado que la prohibición de las botellas rellenables de aceite va a suponer un "derroche absoluto" de alimentos y ha asegurado que la medida "no era necesaria". Gallego ha explicado argumentando que una monodosis de aceite "es excesiva para una tostada o para una ensalada", y el excedente "es obligatoriamente desperdiciado", además de mencionar la "incidencia indudable en costes" y una mayor generación de residuos.

La nueva norma, que entra en vigor el 1 de enero de 2014, incluye también la posibilidad de utilizar las existencias de productos adquiridos antes de la entrada en vigor del Real Decreto. De esta forma, los aceites de oliva y los de orujo de oliva adquiridos por el sector de la hostelería, restauración y catering antes del 1 de enero de 2014 podrán seguir poniéndose a disposición del consumidor final hasta el 28 de febrero del próximo año.

Esta medida se enmarca en el contenido del Plan de acción sobre el sector del aceite de oliva de la Unión Europea que establece una serie de medidas encaminadas a mejorar la competitividad del sector, entre las que se encuentra estimular a los Estados miembros a exigir la utilización de envases que no permitan el relleno en el canal Horeca (hostelería, restauración y catering).

Según ha destacado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Gobierno persigue con la iniciativa "avanzar en la garantía de la calidad y autenticidad de los aceites puestos a disposición del consumidor" y "mejorar la imagen del producto", en particular de las denominaciones de origen protegidas y las indicaciones geográficas protegidas y las marcas productoras.

También tiene por objeto informar mejor al consumidor sobre las características del aceite que se pone a su disposición. Según ha añadido, España, como líder mundial en la producción de aceite de oliva, mantiene así su firme compromiso con las medidas que contribuyan a reforzar '"la competitividad de este importante sector".

Todo ello a través del canal Horeca, "que ha venido contribuyendo a poner en valor y acercar el aceite de oliva español a sus clientes". Ha recordado que la hostelería y la restauración constituyen en muchísimos casos el único punto de contacto de los turistas que nos visitan con el aceite de oliva.

"Que puedan encontrar un producto de calidad, bien presentado y adecuadamente manejado supone, sin ninguna duda, una buena carta de presentación del producto, lo que facilitará un incremento de la demanda de nuevas exportaciones", ha indicado.