Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Farmaindustria cree que ya no se puede ahorrar más en recetas

Los laboratorios prevén que, con las medidas de ajuste del Gobierno, el pago de las Administraciones sea de 9.000 millones de euros

Las comunidades adeudan más de 4.200 millones en medicinas hospitalarias

El impacto logrado por el incremento del porcentaje que los ciudadanos pagan por los fármacos, por los reales decretos del Gobierno sobre el precio de medicamentos y por los mecanismos de ajuste que están llevando a cabo las Administraciones para contener el gasto en farmacia extrahospitalaria ya ha dado todo lo que tenía que dar de sí. O al menos así lo cree la Industria farmacéutica. Humberto Arnés, director general de Farmaindustria –la patronal de los laboratorios—ha asegurado hoy viernes que seguir ahorrando en este capítulo es difícil. “Se ha tocado suelo en la contención del gasto farmacéutico. No se puede seguir perforando”, ha asegurado.

Según las previsiones de Farmaindustria, el año terminará con un gasto público en recetas de 9.000 millones de euros; en 2012, cuando entraron en vigor medidas como el incremento del copago o la exclusión de más de 400 medicamentos de la financiación pública, las Administraciones pagaron más de 9.700 millones, medidas que contribuyeron a reducir el gasto ese año en más de un 12%.

Arnés ha aseverado que es el momento de poner el foco en otros elementos de gasto o inversión en la sanidad pública. “El gasto farmacéutico ya está controlado”, ha asegurado en un congreso con medios de comunicación organizado por Farmaidustria. “Más esfuerzos no se pueden hacer”, ha dicho. Los laboratorios piden ahora al Gobierno que desvele qué previsiones tiene de gasto en recetas y que estas sean “realistas y equilibradas”.

El gasto farmacéutico en recetas se ha ido reduciendo desde 2010. Primero a pequeños pasos con varios reales decretos aprobados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y después con una gran caída debida, fundamentalmente, al copago y a la exclusión de la financiación pública de medicamentos de uso común –desde antitusivos a laxantes o fármacos para las varices--, que ahora deben cubrir de forma íntegra los pacientes. Sin embargo, ya en julio de este año y en septiembre el gasto farmacéutico aumentó. Algo que para algunos expertos puede suponer una tendencia de que las medidas puestas en práctica para la contención del gasto ya están agotadas. Para Farmaindustria, sin embargo, esos aumentos mensuales no son relevantes . "Pueden deberse a varios efectos estadísticos", ha indicado Pedro Luis Sánchez, director del departamento de estudios.

Mientras, el Ministerio de Sanidad considera que las medidas emprendidas están logrando estabilizar el gasto. “No se persiguen grandes caídas cada mes sino que el gasto farmacéutico sea sostenible y contribuya así a garantizar el sistema nacional de salud”, apunta una portavoz del departamento de Ana Mato.

Deuda millonaria

La industria farmacéutica asegura también que las medidas emprendidas para recortar el capítulo de farmacia –una de las porciones de la tarta del presupuesto sanitario que admitía mayor margen de maniobra, según los expertos— han tenido un fuerte impacto en el sector. En la viabilidad de las propias empresas pero a la vez en la investigación y desarrollo que realizan para lograr medicamentos innovadores.

Arnés ha recordado que las comunidades autónomas adeudan a los laboratorios farmacéuticos más de 4.200 millones de euros y que el plazo de pago medio de las Administraciones supera ya los 300 días de media. Farmaindustria espera cobrar unos 3.000 millones con el próximo plan de pago a proveedores aprobado hoy por el Consejo de Ministros, la cantidad que les adeudan hasta mayo.