Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Bienestar Inteligente
Entrevista a Juan Alberto Belloch

“La salud y la calidad de vida de los ciudadanos no tienen precio”

El alcalde defiende la candidatura de Zaragoza para ser Capital Verde Europea en 2016

La ciudad ha mejorado todos los indicadores, desde la reducción de la contaminación hasta el gasto de agua por habitante, subraya Belloch

Pabellones de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, defiende en EL PAÍS la candidatura de Zaragoza para ser Capital Verde Europea en 2016. Subraya que la ciudad ha mejorado todos los indicadores, desde la reducción de la contaminación hasta el gasto de agua por habitante

Pregunta. ¿Por qué es Zaragoza aspirante a ser Capital Verde Europea?

Respuesta. Zaragoza ha demostrado en estos últimos años tener capacidad de iniciativa y liderazgo en el desarrollo de políticas ambientales y de sostenibilidad. Zaragoza puede presumir de haber hecho las mayores transformaciones ambientales en el menor tiempo posible, es decir, podemos servir de ejemplo y modelo de buenas prácticas. Son ejemplares la campaña Zaragoza Ciudad ahorradora de agua”, La estrategia de mitigación de cambio climático y mejora de la calidad del aire, el Plan de movilidad sostenible, los Planes de Reciclado y Rehabilitación Urbana y como no la Exposición Internacional sobre el Agua y Desarrollo Sostenible del 2008 que supuso una profunda transformación de la ciudad tanto en infraestructuras como nuevos modelos urbanos más sostenibles (Ecociudad Valdespartera). Sin olvidar el esfuerzo de recuperación de las riberas de los ríos Ebro, Huerva, Gállego y el Canal Imperial de Aragón.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.

Todo ello ha hecho que en menos de diez años se hayan multiplicado por dos veces y media la superficie verde de nuestra ciudad, conectando la misma con los espacios naturales a través de los anillos verdes (Norte y Sur) de más de 60 Km. de recorrido peatonal o ciclista. Hemos pasado de estar entre las grandes capitales con mayor polución atmosférica a estar a la cola; hemos pasado de cero a casi un 10% de ciudadanos que utilizan la bicicleta a diario como medio de transporte; de cero hemos pasado a un 38% de territorio protegido ambientalmente; la energía renovable producida en la ciudad y su entorno alcanza el 70% de nuestro consumo y aspiramos al 100% en pocos años; dos grandes barrios (que suman más de 15.000 viviendas fueron diseñados con criterios de ahorro energético); hemos recuperado todas las orillas de nuestros tres ríos y del Canal Imperial; hemos multiplicado por cuatro las especies de flora y fauna protegida, etc. Además, fuimos la primera gran ciudad española en depurar sus aguas.

P. ¿Cómo es el proceso para presentarse?

R. La elaboración de los informes para la presentación del documento para aspirar a la capitalidad verde europea, ha sido realizada íntegramente por funcionarios municipales tomando como base el sistema de indicadores de la Agenda 21 Local, así como los trabajos y estudios de la Sociedad Civil (empresarios, sindicatos y colectivos sociales). Así pues, los costes del informe son sufragados por el gasto corriente municipal.

P. ¿Que políticas se han llevado a cabo en los últimos años en este sentido para que Zaragoza sea más Verde? ¿Cuales han sido los mayores esfuerzos?

10 motivos por los que Zaragoza debería ganar

Juan Alberto Belloch

Estas son las diez razones por las que el alcalde de la capital aragonesa apuesta porque la ciudad se alce con el galardón más verde:

  1. Zaragoza tiene capacidad para el diseño y ejecución de proyectos.
  2. Tiene capacidad para la generación de grandes eventos con amplio respaldo ciudadano.
  3. Las estrategias desarrolladas en materia de ahorro de agua han sido y son referencia para que otras ciudades hayan tomado nota de las mismas.
  4. El tranvía ha obtenido más de una docena de premios nacionales e internacionales por criterios de innovación y eficiencia.
  5. Zaragoza es un referente en la planificación y desarrollo de barrios sostenibles, 10.000 viviendas en Valdespartera y 3.500 en Parque Goya, con vivienda todas ellas bioclimáticas.
  6. Zaragoza dispone de una larga trayectoria en rehabilitación urbana, no solamente en edificios sino en conjuntos urbanos de los barrios.
  7. Es una potencia en energías renovables, hoy día el 70% de la energía que consume a ciudad podría ser renovable si fuera técnicamente posible conectarlas a los centros de producción.
  8. Fruto de las anteriores medidas, la calidad del aire cumple con los requisitos establecidos por la normativa europea y en el caso de las partículas PM10 estamos próximos a cumplir la recomendación de la OMS. Las emisiones de CO2 se ha reducido en un 10% en el conjunto de La ciudad y un 16,5% en la movilidad de la ciudad.
  9. Porque la ciudad está altamente comprometida en la ejecución y desarrollo de estos programas a través de sus órganos de participación, la única ciudad que dispone de un club con empresarios “Club de encuentros con la Agenda 21 Local” con más de 200 grandes empresas que participan activamente en el desarrollo y puesta en marcha de estos programas.
  10. Porque Zaragoza es una ciudad para vivir, para pasear a través de sus recorridos verdes y bulevares urbanos, es una ciudad con un ratio de zona verde de 37,1 m2 por habitante (entorno natural y zona ajardinada), con una calidad del aire y sonora cada vez mejor, es una ciudad segura, con grandes equipamientos culturales y deportivos. Y porque los ciudadanos participan activamente en la vida de la ciudad. Es una ciudad que tiene proyectos y programas de futuro.

R. Las actuaciones y políticas que se han llevado a cabo en los últimos 10 años han tenido un eje transversal: la calidad ambiental y la calidad de vida de los ciudadanos, así como el cumplimiento estricto de las normativas ambientales, tratando de ser incluso más ambiciosos, mejorando los umbrales que prevé la Unión Europea. Todo ello, además, con un espíritu claro de generación de empleo, de empleo verde, basado en el desarrollo de las nuevas tecnologías y proyectos de innovación. El ejemplo más claro de esto último es la ejecución de la Línea 1 del tranvía. Un modelo de innovación, desarrollado prácticamente en nuestra ciudad, en el que el paso de los convoyes por el centro de la ciudad se hace sin catenaria, a través de un sistema de cargadores de condensadores de carga ultrarrápida, o del sistema de priorización semafórica para el tranvía.

En el ámbito empresarial, y a través de acuerdos voluntarios, hemos logrado que parte del sector industrial haya movilizado alrededor de 80 millones de euros en mejorar sus condiciones ambientales y de sostenibilidad, con planes en materia de ahorro de energía y agua, reducción de emisión de CO2, mejora de la calidad del aire, eliminación de residuos, etc. Todas estas medidas y las expuestas anteriormente han supuesto grandes esfuerzos económicos, parte de ellos sufragados por la iniciativa privada o a través de colaboración público-privada y por supuesto con recursos municipales. La apuesta por la calidad requiere esfuerzos económicos importantes pero la salud y la calidad de vida de los ciudadanos no tienen precio.

P. ¿Cuales tienen planteadas para el futuro?

R. Para empezar, continuar con el Plan de Movilidad Sostenible. En concreto con la segunda línea del tranvía Este-Oeste, que está en fase de anteproyecto con un coste estimado de cerca de 200 millones de euros. Así como la segunda línea de cercanías que una el centro de la ciudad con la plataforma logística PLAZA y seguir ampliando la red de carril bici hasta completar las zonas más lejanas al centro de la ciudad.

Por supuesto, apostar todavía más por el “reciclado urbanístico”. No hablo en el sentido de residuos sino en el del parque inmobiliario, es decir, la rehabilitación de edificios y la recuperación de los barrios, consolidando así la ciudad compacta y multifuncional.

Asimismo, desarrollar la estrategia 2.020 del pacto de Alcaldes con la incorporación del aspecto energético como prioridad en la planificación y el diseño de la ciudad. En esta línea, uno de los retos más importantes para el futuro es la de relacionar las políticas de Smart Cities con una serie de actuaciones sostenibles, es decir, interaccionar los aspectos positivos de las políticas de sostenibilidad con la innovación y la utilización de las nuevas tecnologías,o lo que es lo mismo trabajar hacia la sociedad del conocimiento.

P. ¿Cuál es el punto clave, el principal fuerte, para que Zaragoza sea “Verde” (y pueda ganar)?

R. Sin duda alguna el de los indicadores. Ellos componen la radiografía más fiel y fiable de la sostenibilidad de la ciudad. Las emisiones de CO2, se han reducido un 10'5% entre 2005 y 2012. Desde 2010 se cumplen todos los parámetros UE de calidad del aire. La potencia de energía renovable instalada en la ciudad y su entorno es de 653,81 MW; si fuera posible incorporarla a la ciudad representaría el 70,14% del consumo total de la ciudad. El consumo de agua por habitante se ha reducido un 26,32% (2000-2012) estamos en 98 litros por habitante al día. Fuimos sede de la Expo 2008 “Agua y Desarrollo Sostenible” y de la Oficina ONU para la Década del Agua. La producción de residuos urbanos por habitante se ha reducido un 12% entre 2002 y 2010. El 38% del territorio municipal está protegido y se ha pasado de 57 especies de fauna y flora protegida a 193. Se han multiplicado por 2,5 las superficies verdes urbanas desde 2005. La Huella ecológica de Zaragoza es 5,2 hectáreas por habitante, según datos de 2009; es una de las más bajas de las ciudades europeas. Es una ciudad consolidada, con un ratio de 12,1 metros cuadrados por habitante de zonas verdes urbanas que se eleva hasta 37,6 en espacios singulares o forestales. Se ha reducido la demanda de consumo energético hasta 24,4 kWh/m2 año en las nuevas viviendas públicas bioclimáticas frente a los 100 kWh/m2 año tradicionales.

Las emisiones de CO2han disminuido un 10,5% globalmente y un 13,5% por habitante (2005-2012). Las derivadas de la movilidad urbana un 16,25% y las derivadas del consumo eléctrico un 27%. Tenemos 112,11 kilómetros de carril-bici y 110 de rutas ciclables. Así, un 9,8% de la población usa la bicicleta a diario. También ha habido una reducción del 35,8% la dotación de agua por habitante aldía y una reducción del 26,4% el consumo doméstico desde el año 2000.

P. ¿Y el punto flaco? ¿Están trabajando en él?

R. Todavía es necesario trabajar mucho más en la sensibilización de la población para que las medidas que se toman en materia de movilidad y restricción del vehículo privado sean mejor aceptadas por la población. Por seguir siendo autocríticos y para demostrar que huimos de la autocomplacencia, la ciudad sufre en determinadas épocas del año episodios de malos olores. Debido sobre todo a que en Zaragoza y sus alrededores se fabrica el 25% del total de la producción del papel de toda España. Según los planes municipales, se prevé que estos problemas estén resueltos para el 2016, pero es verdad que a día de hoy sigue siendo una asignatura pendiente.

P. ¿Que opina del resto de ciudades candidatas, incluida otra española, Santander?

R. Todas ellas tienen méritos importantes. Por eso se han presentado a la capitalidad. Afortunadamente en el ámbito ambiental existen indicadores objetivos (Agenda 21) que permite realizar comparaciones en todos los terrenos, si bien es cierto que el tamaño de las ciudades exige matizar las comparaciones. Santander, en concreto, es una ciudad muy bella que sin duda tiene méritos relevantes para aspirar a la capitalidad.

P. ¿Qué acciones se plantean para implicar a la ciudadanía?

R. Zaragoza dispone de diferentes instrumentos de participación: el Consejo de la Agenda Local 21 y sus comisiones, el Consejo de la Ciudad, y el acceso libre de datos de calidad como la Plataforma de Gobierno Abierto, portal de transparencia en los que se crea un sistema de interacción entre el Ayuntamiento y la ciudadanía. Además la capitalidad supondría una gran oportunidad para llegar al ciudadano y lograr su compromiso personal. Aumentaría la valoración del medio ambiente como una parte importante de sus vidas y de la imagen de la ciudad.

Serviría también para aumentar todavía más el número de empresas implantadas en la ciudad relacionadas con este sector. Con la capitalidad terminaríamos de dar el salto a la élite de ciudades ambientalmente comprometidas. Ya somos un referente internacional en materia de agua y renovables, pero podríamos ampliar el foco al resto de materias vinculadas a la sostenibilidad.

P. ¿Qué supone obtener este galardón para la ciudad? ¿Y para sus habitantes?

R. El reconocimiento como Capital Verde por parte de la Unión Europea sería el aliciente oportuno para reafirmar las políticas que estamos desarrollando y a la vez un buen impulso para seguir en la línea que estamos desarrollando en estos últimos años. La ciudadanía y la sociedad civil de Zaragoza tendrían así un motivo de reflexión para despejar dudas acerca de la bondad de estas actuaciones.

A la vez, otorgaría un refuerzo de imagen exterior a Zaragoza muy positivo y un impulso a su calidad de vida y podría ser un punto de atracción añadido a la captación de inversiones y generación de nuevos empleos verdes.

Más información