Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación reduce el número de ayudas predoctorales y recorta el salario

Los seleccionados en el ministerio de Wert percibirán menos dinero mensualmente que los del programa equivalente de Economía y Competitividad

El Ministerio de Educación acaba de hacer la convocatoria de formación del profesorado universitario (FPU) con notable retraso respecto al calendario de otros años y con una reducción de plazas: 800 en lugar de 950 que se convocaron el año pasado y que, de modo sorprendente, se redujeron a 800 justo antes de la resolución definitiva de los seleccionados, según denuncia la Federación de Jóvenes Investigadores / Precarios. Al adaptar estas ayudas a la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, de 2010, desaparece la figura del becario durante los dos primeros años y pasan a ser contratos laborales durante los cuatro años de percepción de la ayuda. Pero este cambio significa que los que resulten seleccionados percibirán, durante los dos primeros años casi 100 euros menos al mes que los de la convocatoria equivalente del Ministerio de Economía y Competitividad.

"Las 800 ayudas para contratos predoctorales tienen el objeto de promover la formación en programas de doctorado de solvencia formativa e investigadora para aquellos que deseen orientar su actividad profesional hacia la docencia universitaria y la investigación", explica Educación en un comunicado. Señala además que los beneficiarios de los contratos FPU serán "titulados con brillantes expedientes académicos que trabajarán en grupos de investigación de demostrada trayectoria investigadora". El ministerio destaca como una de las principales novedades de esta convocatoria el hecho de "por primera vez, la presentación de solicitudes y las comunicaciones con los solicitantes se realizarán por medios electrónicos".

Por primera vez se hará por medio electrónicos la presentación de solicitudes y la gestión de las ayudas

Los contratados FPU percibirán unos 866 euros mensuales (más dos pagas) durante dos años, y 957 euros al mes en las dos últimas anualidades. Sin embargo, aquellos que obtengan los contratos de Formación de Personal Investigador (FPI), convocados el pasado verano por de Economía, percibirán 957 euros netos desde el principio. Hasta el año pasado, las plazas FPU y FPI estaban igualmente dotadas económicamente.

Para acceder a estas ayudas, hay que tener una licenciatura o grado y un máster oficial, un excelente expediente académico y méritos como premios, menciones o publicaciones científicas.

El cambio de becas a contratos ha sido una reivindicación clave de los jóvenes investigadores desde hace años, ya que el contrato conlleva la ventaja del acceso a los derechos laborales de las personas en fase predoctoral. Sin embargo, la rebaja salarial que supone en el programa FPU ha sentado como un jarro de agua fría a los candidatos. “Es especialmente paradójico que esto se dé en un programa que pretende atraer a los mejores y más cualificados investigadores predoctorales y parte del futuro relevo del profesorado universitario”, denuncia la organización Precarios. “Con esta decisión, a partir de ahora, tendremos que ser testigos de la absurda situación de tener investigadores predoctorales realizando funciones similares en un mismo laboratorio, pero cobrando 2.072 euros brutos anuales menos durante los dos primeros años, si son financiados por el Ministerio de Educación que sí lo son por el de Economía y Competitividad”, añade la organización de jóvenes investigadores, que califica la situación creada como de “máxima exigencia y mínimo sueldo”.

El sueldo bruto de los contratos FPU asciende a 14.350 euros anuales los dos primeros años y 16.422, los dos últimos, mientras que los que perciban las ayudas FPI de Economía y competitividad, tendrán un sueldo bruto anual de 16.422 los cuatro años.

Educación señala que en esta misma convocatoria "se ofrecen 500 ayudas para estancias breves en el extranjero y 40 traslados temporales", así como ayudas para cubrir el pago de las matrículas de los programas de doctorado. En total el programa está dotado con 65 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,63% respecto al año anterior, según datos del ministerio.