Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ediciones digitales acaparan el 14% de la publicidad de los diarios

Los periódicos arrojaron el año pasado pérdidas de 126 millones de euros

Fuente: AEDE, Libro Blanco de la Prensa Diaria 2014.
Fuente: AEDE, Libro Blanco de la Prensa Diaria 2014.

La caída de la inversión publicitaria ha tenido un fuerte impacto en los medios de comunicación. Desde 2007 hasta 2012 la inversión se ha reducido a la mitad. En los últimos cuatro años han dejado de anunciarse en los medios 18.000 marcas y el promedio de inversión ha pasado de casi 100.000 euros a 67.000, según los datos que recoge el Libro Blanco elaborado por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). A tenor de las cuentas ofrecidas por las empresas periodísticas, en 2012 la venta por publicidad fue de 663 millones de euros, un 15% menos que el año anterior, lo que contribuyó a los resultados negativos en el conjunto del sector.

En 2012 se difundieron casi 400.000 páginas de anuncios (un 12,5% menos que el año anterior), de las que tres de cada 10 correspondían a campañas nacionales y el resto a iniciativas locales. Pero los editores perciben claramente el trasvase a las ediciones digitales. Los diarios online acapararon el 14% de la inversión, un porcentaje que en 2007 no sobrepasaba el 3,5%.

El sector asiste al cierre de cabeceras y la desaparición de puntos de venta

El informe sobre el estado de la prensa revela que los diarios registraron pérdidas de 126 millones de euros después de impuestos en 2012. En el ejercicio precedente, sin embargo, obtuvieron un beneficio de 26 millones. Para 2013, las estimaciones de la AEDE sugieren también voluminosas pérdidas. Las empresas consideran que después de los “muchos sacrificios” comienzan a surgir oportunidades. El director general de la AEDE, José Gabriel González Arias, expuso ayer durante la presentación del Libro Blanco la paradoja entre el descenso de la difusión de los periódicos durante los últimos años (se han perdido más de un millón de ejemplares de difusión por jornada) y el hecho de que la prensa se lee ahora más que nunca, con 18,3 millones de lectores de diarios impresos y digitales.

El impacto de la crisis se nota en el número de cabeceras (en 2012 se comercializaban 113 frente a las 140 de 2007) y también en los muchos quioscos que han echado la llave (se han perdido más de 1.300 puntos de venta). “El público en general no ha dejado de leer diarios, sino de comprarlos, dato muy importante a la hora de vender publicidad, pues el poder de la prensa en convocatoria y audiencia ha aumentado”, añadió González Arias.