Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad prevé ahorrar 54 millones al limitar la reproducción asistida pública

Calcula que al excluir a los mayores de 40 años no se financiará el 25% de las inseminaciones

El Ministerio de Sanidad calcula que, con las nuevas limitaciones de edad que impondrá para acceder a tratamientos de reproducción asistida, ahorrará al menos 53,8 millones de euros al año. Así lo afirma en el proyecto de orden, publicado en su página web, que concreta cómo será la cartera básica de servicios en aspectos como el de la reproducción, pero también en cribados (cáncer de mama, colorrectal…) y en genética. La prestación de reproducción asistida quedará limitada a mujeres menores de 40 años, según esta orden, muy polémica porque excluye a lesbianas y a mujeres solas de esta prestación pública.

El texto, que aún no es definitivo y tendrá que pasar por el próximo Consejo Interterritorial, señala que el “posible ahorro” que se conseguiría aplicando la nueva cartera común de servicios en técnicas de reproducción asistida sería de unos 53,8 millones. El cálculo se ha hecho basándose en los datos obtenidos del Registro de la Sociedad Española de Fertilidad para el año 2010 y extrapolándolos. Según estos cálculos, casi uno de cada cuatro tratamientos de inseminación artificial que actualmente cubre la sanidad pública dejará de prestarse cuando entre en vigor la orden. Solo en este campo el ahorro previsto es de 47,1 millones.

Uno de cada cuatro tratamientos de inseminación artificial  dejará de prestarse

2,5 millones de ahorro en inseminación artificial

El texto estima el impacto de la medida de esta forma: en 2010 se hicieron 40.252 ciclos para la obtención de gametos (tanto propios como de donante). El coste sería de 203,9 millones. Dado que el 14% de los ciclos con gametos propios y el 61,2% de ovocitos de donante se realizaron a mujeres mayores de 40 años, resulta que con los nuevos criterios, que sitúan el límite máximo en 40, la sanidad pública no hubiera financiado 9.302 ciclos. En euros, eso supondría un ahorro de 47,1 millones.

El texto recoge los ahorros que se conseguirán en otros tratamientos. En inseminación artificial (IA), por ejemplo, afirma que “si se hubiera aplicado el criterio de edad que recoge el proyecto de norma de forma que la IA con semen de la pareja solo se aplicara a menores de 38 años, se hubiera ahorrado un gasto estimado de unos 2.538.305 euros”. Los nuevos criterios indican que si se realiza la IA con semen de la pareja la edad de la mujer ha de ser menor de 38 años; en el caso del semen de donante, de 40 años.

En el caso del diagnóstico genético preimplantacional (estudio del ADN de embriones para evitar las enfermedades hereditarias), en 2010 se hicieron 2.743 ciclos. Uno de cada cuatro (el 26,2%) se realizaron por edad avanzada de la madre, asegura el texto. Es decir, 718 de esos ciclos no se hubieran financiado de forma pública si se aplica el límite de edad. El “ahorro” que calcula el Ministerio de Sanidad: 3,9 millones.

El proyecto de orden del ministerio señala que el ahorro global podría ser incluso superior: “Dado que además de la edad se establecen otros criterios, como es el número de ciclos máximos por técnica, ha de suponerse que el ahorro por aplicación del proyecto de norma podrá superar los 54 millones de euros”, concluye.

Más información