Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP planea limitar la sanidad a los parados que salgan de España

El grupo popular introduce dos enmiendas a los Presupuestos que prevén la pérdida del derecho a prestaciones si se rebasan los 90 días fuera del país

Un ciudadano español podrá quedarse sin derecho a atención sanitaria si es parado de larga duración, ha agotado el subsidio de desempleo u otras prestaciones similares y pasa más de tres meses fuera de España en un año. El Partido Popular ha introducido este cambio en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014 que ya ha sido aprobado en el Senado y en breve recibirá la luz verde en el Congreso. Dos enmiendas presentadas durante la tramitación han modificado sendas leyes —una de Sanidad y otra de Seguridad Social— para que las personas con estas características queden fuera de la prestación sanitaria.

El portavoz de Sanidad del PP en el Congreso, Rubén Moreno, confirma la exclusión, pero le resta importancia: asegura que el derecho a la asistencia sanitaria se recuperará “nada más llegar a España” de vuelta. “Si pasas más de 90 días fuera del país, dejas de ser residente español y te conviertes en residente de otro país, que es el que debe cubrir la asistencia sanitaria en lugar de que lo haga España con cargo a sus impuestos”, precisa. Se trata, según explica, de evitar que una persona que lleve dos años viviendo, por ejemplo, en Alemania, sea tratado allí con una tarjeta europea en base a la española, porque eso significa que se financia con cargo al presupuesto español.

Excluidos

El Real Decreto ley 16/2012, además de instaurar el copago farmacéutico, dejó sin cobertura sanitaria general a los extranjeros en situación irregular. Antes bastaba tener residencia legal en España, es decir, estar empadronado. La medida entró en vigor en septiembre de 2012. Solo se atiende a estos ciudadanos en urgencias o si son niños o mujeres embarazadas.

 Las personas que nunca hayan cotizado a la Seguridad Social e ingresen más de 100.000 euros al año tampoco tienen derecho a tarjeta sanitaria.

El coordinador de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, hace otra lectura: “Poco a poco el PP va excluyendo a más colectivos de la cobertura pública. Está imponiendo una carrera de obstáculos para disuadir de optar al derecho a la asistencia sanitaria”. El diputado asegura que la “actitud restrictiva” del Gobierno con respecto al acceso a la sanidad está dificultando los trámites. “Se tarda un tiempo en recuperar el derecho. No es automático”, señala.

El Ministerio de Sanidad, que es el que ha incluido el requisito de residencia en la enmienda, declinó ayer comentar este cambio. El de Empleo y Seguridad Social afirma que la tarjeta se podrá recuperar casi de forma automática al volver a España, puesto que únicamente habrá que certificar la residencia.

El proyecto de Ley de Presupuestos incorpora una nueva disposición adicional a la Ley General de Seguridad Social. Trata de la “pérdida de residencia a efectos de prestaciones de la Seguridad Social”. Señala que, para poder mantener “el derecho de las prestaciones sanitarias en las que se exija la residencia en territorio español” el beneficiario no podrá superar los 90 días de estancia en el extranjero a lo largo de cada año natural.

Esta enmienda se complementa con otra, que modifica la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) y añade un supuesto en el apartado 2 del artículo 3, el que define quién ostenta la condición de asegurado: “Haber agotado la prestación o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza, encontrarse en situación de desempleo, no acreditar la condición de asegurado por cualquier otro título y residir en España”. Este último punto, la necesidad de residir en España, es el que queda definido en la otra enmienda: si se pasan más de 90 días fuera se considera que ya no se reside en el país.

La plataforma YoSíSanidadUniversal también ha criticado esta medida. “Confirma, una vez más, lo que ya denunciamos hace un año: que el decreto 16/2012 eliminó el derecho a la atención sanitaria universal y que no se hizo para ahorrar, sino para cambiar el modelo. Ya estamos viendo sus consecuencias: cada vez hay más sectores excluidos del acceso a la salud. Si seguimos así acabaremos como Grecia, donde si no has cotizado en el año anterior no tienes derecho”, afirma Alejandra Calvo, integrante de este colectivo. “Teniendo en cuenta el número de parados que hay en España y que la emigración económica forzada es una de las salidas, un amplio sector de la población, sobre todo joven, puede verse afectado. Si vuelves a los 90 días porque tu proyecto ha fracasado estarás sin prestación”, añade.

Más información