Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Organización Médica Colegial se posiciona contra la homeopatía

Este organismo recuerda a los facultativos que deben prescribir "preferentemente" fármacos cuya eficacia se haya podido demostrar

Los médicos llevaban días pidiendo a la Organización Médica Colegial (OMC), la institución que agrupa a todos los colegios de médicos de España, que se pronunciara sobre la publicación del borrador de orden del Ministerio de Sanidad que regula los productos homeopáticos. Iniciativas online como NoSinEvidencia o La homeopatía es 100% agua exigían un posicionamiento público de esta organización tras conocerse que el Ministerio considerará estos preparados medicamentos pero no les exigirá que demuestren su eficacia, tal y como se hace con los fármacos al uso. La respuesta ha llegado hoy en forma de declaración oficial.

La OMC recuerda a todos los médicos que "están obligados por las normas del Código de Deontología Médica a emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente". El texto añade que los facultativos deben tener presente que "no son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces", entre otras cosas. 

La declaración de la OMC, aprobada en la asamblea general celebrada el sábado pasado en Granada, insiste en que las "terapias no convencionales" tienen que demostrar o avalar científicamente su eficacia, efectividad, eficiencia, calidad y seguridad "para que puedan ser avaladas por la comunidad médica".

La declaraciónva dirigida a los médicos, pero no envía ningún mensaje al Ministerio de Sanidad, que es el organismo que pretende regular los productos homeopáticos equiparándolos con los medicamentos. El único párrafo con el que podría identificarse el departamento que dirige Ana Mato reza: "La responsabilidad de las Administraciones debe estar fundamentada en la necesaria regulación de estas terapias no convencionales así como en las repercusiones sobre el uso y la aplicación de estas prácticas en el ámbito de la salud pública, los riesgos derivados de su mala utilización o utilización inadecuada, y la regulación y observancia de los centros donde debe aplicarse e identificar a quienes lo hacen, como lo hacen y la veracidad de la publicidad al respecto.

La OMC reconoció en diciembre de 2009 la homeopatía como "acto médico". La Asamblea de esta organización votó un informe realizado por el área de "terapias médicas no convencionales" y refrendó por unanimidad la homeopatía como acto médico "reconociendo que esta actividad debe estar sometida a los mismos criterios éticos y científicos que cualquier otra actividad médica", según quedó recogido en la página web de la institución.

La publicación hace dos semanas de un borrador de orden ministerial que prepara el terreno para autorizar miles de productos homeopáticos ha generado gran polémica en las redes sociales. Estos preparados se venden ahora en las farmacias gracias a una disposición que se pensó como transitoria pero que dura dos décadas. El Ministerio de Sanidad quiere autorizarlos como si fueran medicamentos. Y ahí está el problema: no está previsto exigirles que demuestren su eficacia mediante ensayos clínicos, como ocurre con los medicamentos al uso.