Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La BBC “miró a otro lado” ante los abusos a un millar de menores

Un informe detalla los crímenes cometidos por el presentador Jimmy Savile

Una imagen de archivo de Jimmy Savile de 2011
Una imagen de archivo de Jimmy Savile de 2011 getty

Jimmy Savile, un personaje ya fallecido cuya media melena rubio platino, inseparable puro y atuendos extravagantes ofrecen hoy una imagen más bien grotesca, fue durante su vida pública una suerte de héroe nacional que en privado hizo lo que le vino en gana. Por muy aberrante que fuera. A lo largo de una carrera de cinco décadas como presentador estrella de la BBC, se amparó en su fama para abusar de un millar de menores, según las conclusiones de una investigación que fueron filtradas este domingo por la prensa británica. El informe sentencia que sus jefes conocían o sospechaban de algunas de las fechorías de Savile pero hicieron la vista gorda, en un nuevo golpe a la credibilidad de la radiotelevisión pública, acosada en años recientes por una retahíla de escándalos.

La investigación dirigida por la antigua juez del tribunal de apelaciones Janet Smith —cuyas conclusiones, que presentará el próximo mes, han sido desveladas por el dominical The Observer— apunta a la falta de reacción de los responsables de la BBC ante una situación que en su tiempo era un secreto a voces. Savile tenía “debilidad” por los niños y niñas que participaban en sus programas infantiles y por las jovencitas seguidoras de la emisión musical de referencia, Top of the Pops, de quienes llegó a abusar en los camerinos o en los mismos estudios de la corporación.

“La cifra de mil niños y niñas abusados se apoya en 50 años de actividades ilícitas de Savile. Se dice de él que no tuvo un día tranquilo en toda su vida (respecto a sus actividades sexuales ilícitas), así que me parece más que plausible”, sostiene Peter Saunders, presidente de una asociación de víctimas, la National Association for People Abused in Childhood, que ha prestado testimonio en la investigación de Janet Smith.

El depredador sexual, sobre el que existen sospechas de violación de algunas de sus víctimas, falleció en 2011 a los 84 años y fue enterrado con todos los honores, en un funeral en su Leeds natal que fue retransmitido por la cadena pública. Más de tres décadas antes, un alto cargo de la BBC ya había ordenado un informe sobre los rumores de sus supuestos abusos que no tuvo mayores consecuencias. Pero las investigaciones de la policía tras la denuncia de una mujer (2007) y la acusación de abusos en un hospicio de la isla de Jersey al año siguiente, que se cerraron por falta de pruebas, eran entonces mucho más recientes.

La BBC intentó preservar una imagen sin mácula de uno de sus presentadores legendarios incluso al año de su muerte, cuando canceló una emisión sobre las oscuras actividades del personaje en el prestigioso informativo Newsnight “por razones estrictamente editoriales”. Para entonces, el canal rival ITV ya había documentado parte del historial de abusos de Savile, con un tremendo impacto en la opinión pública. Aquel año 2012, los televidentes que desconfiaban de su cadena pública superaban por primera vez en su historia a quienes apostaban por su veracidad (47%, frente a un 44%).

La investigación acometida por Janet Smith reconoce la imposibilidad de determinar el número exacto de víctimas —cuyas edades oscilan entre los ocho y los 47 años— de Jimmy Savile, a causa del encubrimiento del que fueron objeto sus actividades. “A [la ex primera ministra] Margaret Thatcher le aconsejaron en su tiempo que no recomendara una condecoración de la reina al presentador, pero ella hizo caso omiso. Savile tenía la protección del establishment”, apostilla Saunders. La larga nómina de testimonios recabados —y cuya dimensión ha retrasado un mes la publicación del informe— permite sin embargo a la exjuez establecer la cifra estimada de un millar de víctimas, entre ellas 138 personas que han presentado demandas civiles de indemnización.

Las tremendas revelaciones han salido a la luz coincidiendo con el juicio en diferentes tribunales a otras tres estrellas en Reino Unido, acusadas también de abusos sexuales a víctimas indefensas en el pasado. Dos de estos personajes, el músico y figura televisiva Rolf Harris y el presentador radiofónico Dave Lee Travis, son antiguas estrellas de la misma BBC. El tercer imputado, el octogenario William Roache, ha sido uno de los personajes más seguidos por los televidentes británicos en los últimos lustros gracias a su papel de Ken Barlow en la famosa y longeva serie de la ITV Coronation Street.

Más información