Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres tratarán de frenar el cambio de manuales

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública va a iniciar una campaña en las escuelas para que no se cambien los libros de texto que se están usando en la actualidad

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública va a iniciar una campaña en todos los centros educativos para que alcancen acuerdos en los consejos escolares –del que forma parte toda la comunidad educativa: padres, docentes, dirección, municipios y el Ministerio de Educación– para que no se cambien los libros de texto que se están usando en la actualidad, pese a la reforma educativa que el curso que viene afecta a primero, tercero y quinto de primaria y a FP Básica, y escalonadamente al resto de cursos. Así lo han puesto de manifiesto este miércoles por la mañana representantes de la plataforma –integrada por los sindicatos UGE, CC OO y STES; padres de la enseñanza pública (CEAPA) o el Sindicato de Estudiantes– en una rueda de prensa conjunta.

El colectivo confía en que en la próxima legislatura se derogue la LOMCE

Consideran que los manuales siguen siendo válidos y deben de utilizarse al menos durante cuatro años (el mínimo vigente). Además, confían en que en la próxima legislatura se derogue la ley como se han comprometido a hacer los principales partidos de la oposición si llegan al poder. Recuerdan, asimismo, las dificultades que tienen muchas familias para asumir el coste de los nuevos libros y como el informe de Unicef del pasado año hablaba ya de 2,5 millones de niños en España en riesgo de pobreza. La plataforma considera que los bancos de libros –que han creado las asociaciones de padres con manuales usados para quienes los necesiten- deben de seguir usándose “porque suponen un capital social que debe de ser respetado y defendido”.

Usar los libros no es obligatorio y cada vez más centros trabajan en torno a los materiales que crean los maestros y profesores. La plataforma sostiene que así se debería trabajar en todos, adecuando el contenido al alumnado que tienen en clase. No obstante, dicen ser conscientes de que para muchos profesores los manuales son imprescindibles para impartir clase.

Esta misma semana los sindicatos de docentes CSIF, Anpe y Fsie, y la confederación de padres de la enseñanza concertada (COFAPA), reclamaban al ministerio un sistema gratuito de cambio de libros, haciéndose eco de la petición lanzada por la madre Elena Alfaro en una carta abierta.