Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEMANA DE LA EDUCACIÓN DE LA FUNDACIÓN SANTILLANA

Wert pide “complicidad” a los profesores

Propone que los docentes actúen de "entrenadores" de los alumnos en la Red creando contenidos personalizados

El ministro Wert, durante su intervención. EFE

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, reclamó este lunes la “complicidad de la comunidad educativa” para aplicar su reforma educativa pues “una norma no es nada” sin sus actores. El político sostuvo durante la XXVII Semana de la Educación de la Fundación Santillana que los docentes deben convertirse en “coach, entrenadores de sus alumnos”, creando en la Red “entornos personalizados de aprendizaje”. Andreas Schleicher, director del Informe PISA, también remarcó en el encuentro la necesidad de adaptar a cada estudiante los contenidos, para que luego sean capaces de aplicar los conocimientos al mundo real.

A Schleicher le pasma el hecho de que en España se enseñen las mismas matemáticas que aprendió en su infancia. Un “enunciado complicado para una única y rápida solución”. Por eso recomienda tomar como referente los países asiáticos –a la cabeza en cálculo- donde se enseña los números de una “manera conceptual y profunda”, que permite distintas soluciones y obliga a reflexionar un tiempo antes de responder.

Además, Schleicher recomienda fomentar la autoestima de los alumnos. “En España un alumno dice que no le gustan las Matemáticas, que se le dan mal, que es un talento que se hereda o que lo explica mal el profesor”, comenta. “Mientras que un japonés siempre te diría que con su esfuerzo y la ayuda del profesor va a ser capaz de resolver los problemas”, razona.

El ministro quiso insistir en la necesidad de tener una población con estudios medios, pues superamos en universitarios a los europeos, pero también lideramos el abandono temprano de las escuelas. “Según datos del Instituto Valenciano de Estudios Económicos, hay 5,8 millones de trabajos que requieren una cualificación baja –no más de secundaria- y, sin embargo, hay más de 8 millones sin más formación. Y, mientras que hay 6,5 millones de empleos medios, tan solo tres millones formados. Por eso hay que dar visibilidad a la empleabilidad de los ciclos formativos”, recalcó Wert.

En este primer día de la Semana de la Educación estuvo también presente Enrique Iglesias, secretario general iberoamericano. Quiso destacar el importante esfuerzo de los Gobiernos de Latinoamérica para alfabetizar a la población. La presencia en primaria es casi total, aunque quedan aún 2,5 millones de niños sin escolarizar. Este gran interés por lograr una revolución educativa se basa en tres factores en su opinión: la pobreza solo se erradica desde una educación de calidad; en la sociedad del conocimiento no habrá espacio para los no formados a todos los niveles y edades; y la vorágine tecnológica es de tal magnitud que solo quien reciba la formación de base podrá pertenecer a la sociedad del futuro.