Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cultura reclama su derecho a elegir

Artistas de toda España se unen para protestar contra la reforma de la ley del aborto

Una de las piezas de la exposición '¡Déjame en paz!'. Ver fotogalería
Una de las piezas de la exposición '¡Déjame en paz!'.

"No dejes que nadie elija nunca por ti". Con esta frase de su personaje en Vivir es fácil con los ojos cerrados reivindicó su derecho al aborto Natalia de Molina, mejor actriz revelación en la última edición de los Goya. No está sola: las mujeres que salieron a la calle en la protesta del pasado 1 de febrero reivindicarán lo mismo este sábado, Día de la Mujer. Y sus compañeras artistas han tomado la iniciativa para manifestarse a través de su trabajo.

La marcha que acogió delegaciones de todo el país y que fue bautizada como El tren de la libertad es la base para un documental contra la ley Gallardón impulsado por la Asociación de Mujeres Cineastas. Más de 60 profesionales –entre ellas Gracia Querejeta, Icíar Bollaín, Chus Gutiérraz y Mabel Lozano– colaboran en el proyecto. Se han repartido el trabajo por grupos. Virginia Yagüe, que está en el equipo de guionistas, explica que todavía están en la fase de cribado porque tienen "muchísimo material", ya que recibieron vídeos de muchas voluntarias además de los 19 equipos de grabación que se habían distribuido por la calle, los trenes y los autobuses. La iniciativa surgió "sobre la marcha", a raíz de un email de Pilar Aguilar y Chus Gutiérrez.

Este sábado recibirán el premio Rosa Manzano. "La película es muy importante como forma de expresión y para dejar testimonio de lo que está ocurriendo", explica Yagüe. No tienen fecha de estreno, pero irán publicando vídeos cortos en Internet para que "se mantenga viva". "Queremos que el documental tenga la mayor difusión posible". Por eso se presentará bajo licencia Creative Commons, y se distribuirá "por todas las redes".

La misma licencia de distribución tienen las piezas de Wombastic, un blog creado por la Asociación de Autoras de Cómic (AAC) que reúne dibujos y diseños de artistas de toda la Península. La iniciativa incluye a profesionales y amateurs, y la idea es que la gente se descargue las obras para utilizarlas como método de protesta. Muchas de quienes han colaborado ni siquiera pertenecen a la asociación (que cuenta con 76 miembros), y se enteraron de que existía el blog a través de sus amigas de Facebook o mediante otro tipo de redes sociales. Las organizadoras no se esperaban las decenas de propuestas que comenzaron a recibir cada semana.

Una de las obras de la exposición '¡Déjame en paz!'. ampliar foto
Una de las obras de la exposición '¡Déjame en paz!'.

La AAC no es oficial "de momento", explica su portavoz Carla Berrocal. "Estamos intentando que sea un proceso abierto en el que todos puedan participar. Nos reuniremos en el Salón del Cómic de Barcelona para constituir la asociación". El objetivo principal es rescatar a las grandes ilustradoras y autoras olvidadas. "Le dimos un premio a Núria Pompeia, una periodista y humorista gráfica catalana que en los años 70 dibujó mucho sobre la mujer", cuenta Berrocal. "Fue una de las pioneras feministas y desgraciadamente ahora está en una residencia con demencia senil. Nadie le ha reconocido nunca su trabajo, se ha olvidado todo el mundo de ella, incluso el propio mundo del cómic. Este año se lo dedicamos a ella". Clara Soriano, una de las ideólogas de Wombastic, explica que querían hacer "una actividad para protestar, algo que tuviera que ver con nuestra profesión". Un blog les pareció lo "más inmediato" para llegar al público.

Similar fue la idea que tuvieron las 50 artistas del colectivo Generando Arte, que organizaron una exposición en la universidad Carlos III de Madrid llamada ¡Déjame en paz!. Esta se trasladó este viernes a Italia, a un centro cultural en Reggio (Calabria). "Nuestras amigas europeas están siendo muy solidarias con el movimiento contra la ley", afirma la comisaria Concha Mayordomo. "La exposición tiene un recorrido: se habla de educación, de la situación de las adolescentes, del parto, del contexto social, del cuerpo. Lo que más llama la atención es lo distintas que son las obras, a pesar de que el tema sea el mismo".

Su colectivo trata de dar visibilidad a las mujeres en el arte. Tratan temas de igualdad y violencia de género. "Se han hecho muchas acciones políticas, pero todo eso queda un poco en el furor del día. Pensamos que una exposición tendría más durabilidad en el tiempo". La financiación vino toda del bolsillo de las artistas, igual que en el caso del documental y del blog de las autoras de cómic. Tienen otras dos exposiciones abiertas actualmente: una en el centro Julián Sánchez 'El Charro' en Salamanca y otra en el Museo de la Universidad de Valladolid. "Nos llaman activistas del arte y nos encanta la etiqueta".

Una de las obras de la exposición '¡Déjame en paz!'.
Una de las obras de la exposición '¡Déjame en paz!'.

Más información