Las redes sociales avivan la discriminación en Perú

Los insultos racistas en Internet reflejan el clasismo de cierto sector de la sociedad peruana

Vídeo contra el racismo difundido en Perú.

Dos figuras del programa de televisión Combate —uno de los más vistos por los adolescentes en Perú- difundieron esta semana un vídeo en YouTube para explicar qué es el racismo y por qué no debería subsistir en el país. Aunque el programa es criticado por los amoríos inventados y la escasa cultura general de los participantes que visten poca ropa, el vídeo marca un punto de inflexión dado que los continuos episodios de racismo en el país andino generan instantes de indignación en las redes sociales que evanescen rápidamente hasta el siguiente hecho discriminatorio, en el mismo mes o quincena.

La polémica más fuerte se originó el sábado primero de marzo, con las reacciones racistas en las redes sociales tras la muerte de Edita Guerrero, cantante del exitoso grupo de cumbia Corazón Serrano. “Todas las cholas feas y los serranos emergentes ya estarán yendo al velorio de Edita Guerrero de Corazón Serrano. Cuiden sus billeteras”, “Falleció Edita Guerrero de Corazón Serrano. Pucha, ahora mi empleada me va a pedir descanso”, escribieron tuiteros. Emergente es el término para los migrantes o pobres que han mejorado significativamente su condición económica.

Otros comentaron en el mismo tono discriminatorio hacia quienes proceden de Los Andes (la sierra), las empleadas domésticas, y los transportistas informales que conducen camionetas rurales (combis): “¡Murió la de Corazón Serrano. Paro nacional de las combis!”.

Los competidores de Combate y modelos Ernesto Jiménez y Mario Irivarren afirman en su vídeo que lo hicieron debido a las opiniones racistas en torno a Corazón Serrano. “Aún parecemos arrastrar pensamientos obsoletos. Tenemos distintos cascarones, pero el relleno es prácticamente el mismo”, explica el deportista Jiménez al lado de una imagen del cuerpo humano sin piel ni cabello.

“Pensar que la raza a la que crees que perteneces es mejor a las demás te vuelve una persona etnocéntrica”, dice Jiménez. “¿Etnoqué?”, pregunta Irivarren. “Céntrica”, añade Jiménez. “¡Chanfle!”, reacciona su interlocutor, prestándose la expresión del Chavo del Ocho.

“Todas las personas tenemos los mismos derechos, privar a ciertas personas por sus diferencias físicas se conoce como discriminación racial”, aclara Jiménez, quien usa el vídeo para transmitir mensajes desde que estudiaba ciencias de la comunicación.

En la política peruana cíclicamente surgen alusiones racistas contra los líderes o el electorado. Cuando Alejandro Toledo postulaba a la presidencia en 2006, el padre de la candidata demócratacristiana Lourdes Flores lo llamó ‘Auquénido de Harvard’. Otro candidato presidencial conservador, Pedro Pablo Kuczynski dijo que cambiar las reglas de los contratos de los recursos naturales, “nacionalizar, es un poco una idea de una parte de los Andes, lugares donde la altura impide que el oxígeno llegue al cerebro”.

Entre enero y febrero los medios limeños reportaron algunas denuncias aisladas sobre la privatización del espacio público en las playas, por parte de propietarios de casas, quienes contrataban a vigilantes que colocaban cuerdas para cerrar el paso los bañistas no residentes.

El político y analista Javier Barreda escribió esta semana en una columna que la palabra “serrano tiene una carga racista muy grande cuando procura excluir, disminuir o banalizar. “Estos serranos han jodido Lima y las playas”, se escucha. “No te das cuenta que nosotros estamos arriba y ustedes abajo, serranos”, le dijo un adolescente de un colegio de La Molina a mi hijo y sus amigos”, relata Barreda.

La discriminación en Perú también es socioeconómica. El domingo, un programa de televisión difundió el audio en el que el regidor de Lima Pablo Secada insultaba a una mujer policía que le imponía una sanción por infringir las normas de tránsito. “No sea babosa, ¿ha ido al colegio, la han educado, entiende lo que he dicho? En un Cenecape seguro ha estudiado leyes”. Los Cenecapes eran centros de formación técnica, estatales, que surgieron con la reforma educativa a inicios de los años 70. Secada, un destacado economista y tecnócrata, fue hasta el martes aspirante a la alcaldía de Lima. Hace un mes su posible candidatura estaba en entredicho debido a que su pareja lo había denunciado en una comisaría por violencia. Sin embargo, ella luego dijo que lo hizo ofuscada y restó importancia a sus denuncias.

El politólogo y consultor Jorge Nieto comentó a EL PAÍS que en Perú “hay un proceso de constitución de ciudadanía trunco. Hay inclusión política pero en el continente más desigual, tenemos un país en el que se si cruza el mapa de la desigualdad con el mapa étnico, coincide: es decir: las regiones más pobres tienen mayor población de origen indígena.

“Y las desigualdades no solo son económicas: en el acceso a internet, en la calidad de la cobertura de salud. Mientras no abatamos significativamente esas desigualdades, el clima del racismo tiende a reproducirse: llegará el momento en que las victimas del racismo tengan la seguridad psicológica para ridiculizar al otro”, explica.

“La diferencias étnicas que se instalan con la Conquista -cuando se discute si los indios son seres humanos o no-, esa estructura de dominio no está resuelta debido a un proceso no incompleto de construcción de ciudadanía. En ello tiene que cumplir un rol central la escuela”, añadió el politólogo. Aunque acota que hace unos 60 años no habría habido la indignación en contra, como la del video de los competidores de Combate y de los tuiteros que, también, han condenado la discriminación.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana