Wert cede y estudia retrasar para FP la reforma de acceso a los campus

El nuevo sistema sin Selectividad debía entrar este año para estos alumnos

El ministro afirma que las becas universitarias aumentarán un 9% este curso

El ministro Wert con el responsable catalán de universidades, Antoni Castellà. EFE

El ministro Wert se está viendo obligado poco a poco a ceder en el calendario de aplicación de su reforma, que parte de la comunidad educativa le viene reclamando que posponga. Esta vez, el titular de Educación ha aceptado un posible retraso en la puesta en marcha del nuevo sistema de acceso a la Universidad sin Selectividad que comenzaba ya, en el curso 2014-2015, para los alumnos que proceden de la FP (y para los que llegan de sistemas extranjeros). Las universidades y varias comunidades autónomas le han reclamado que lo posponga a 2017, cuando se aplicará a la mayoría de los estudiantes. Hasta el punto de que los campus han acordado que, si el Gobierno no atiende su petición, usarán la libertad que les da la LOMCE para aprobar una normativa que deje todo igual hasta 2017. Ayer, tras reunirse con las comunidades en la Conferencia General de Política Universitaria, Wert se avino a dar marcha atrás en el caso de la FP: “Se puede estudiar”, zanjó.

Las universidades y varias comunidades reclaman que se posponga a 2017

El ministro insistió en que la reforma que elimina la Selectividad y la sustituye por una reválida al final del Bachillerato —además de permitir a las facultades que establezcan las pruebas y los mecanismos de acceso que quieran para cada una de sus titulaciones— no empezará hasta 2017 para el grueso de los alumnos (fundamentalmente los de Bachillerato español), y que en el caso de los que proceden de la FP (el 12% del total de alumnos) el nuevo sistema no difiere mucho del que ya tenían. Las universidades objetan, sin embargo, que no les da tiempo a aplicarlo ya y que tampoco tiene sentido que coexistan dos sistemas diferentes. “No nos parece bien que rijan modelos distintos para estudiantes que van a optar a las mismas plazas. Lo más justo es mantenerlo todo como está los próximos tres años”, asegura Luis Rodríguez, vicerrector de estudiantes de la Universidad de Oviedo.

En el sistema vigente hasta ahora, los alumnos procedentes de la FP Superior tienen acceso directo a las enseñanzas universitarias de grado. Su nota de admisión se obtiene haciendo la media entre los módulos del ciclo formativo (con un máximo de 10) y, si quieren mejorarla, pueden presentarse a la parte específica de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU o, como se la conoce, Selectividad), para llegar hasta 14. Con la Ley Wert, además de la nota media que traigan de la FP, las universidades pueden valorar más aspectos, como si tienen otra formación profesional u otros estudios superiores, además de someterles a “evaluaciones específicas de conocimientos y competencias”, dice el borrador de decreto de acceso a la Universidad. “No da tiempo a organizarlo todo, es inasumible que entre en vigor este curso”, se queja el vicerrector de Oviedo. “Es imposible que se aplique ya”, dijo ayer a la salida de la reunión con el ministro la directora general de Universidades asturiana, Miriam Cueto. El responsable de universidades catalán, Antoni Castellà, y el andaluz, Francisco Triguero, también expresaron sus dudas sobre el calendario.

Educación reconoce que ningún alumno ha cobrado aún el total de sus ayudas

Además del nuevo acceso a la Universidad, Wert informó ayer a la Conferencia General de Política Universitaria de los datos de becas. El ministro aseguró que las ayudas generales y al estudio aumentarán este curso entre un 8% y un 9%, hasta los 322.318 beneficiarios. Es decir, unas 25.000 becas más respecto al año pasado, según afirmó en la rueda de prensa posterior. El incremento se debe “a un importante aumento en el rendimiento de los estudiantes”, dijo Wert, que reconoció que ningún alumno ha recibido aún la cuantía total de la beca, porque el nuevo sistema exige que se tramite el total de las solicitudes (y aún no han terminado de hacerlo, pasado el ecuador del curso) para distribuir, en función de los beneficiarios totales, la parte variable de la ayuda. “Se empezará a pagar en las próximas semanas”, aseguró.

Más información