Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece la mujer a la que su expareja dio un tiro en Medina del Campo

El agresor se ha entregado a la Guardia Civil después de intentar huir por la autovía del Noroeste

La mujer que recibió ayer en Medina del Campo (Valladolid) un tiro en la cabeza efectuado por su expareja ha fallecido esta mañana en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, según fuentes de la Consejería de Sanidad. La víctima, con iniciales M.H.C.L., nacida en 1981, recibió un tiro en la cabeza en la calle Puente Aguacaballos, de Medina del Campo, cerca de un parque público, y fue trasladada en estado muy grave al hospital comarcal, desde donde fue derivada al Hospital Clínico Universitario de Valladolid. La víctima y el agresor tenían un hijo en común de once meses, según las compañeras de la mujer de la época en la que trabajó en un supermercado.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Valladolid, la mujer, residente en Medina del Campo, se dirigía al gimnasio cuando, a la altura del puente Aguacaballos, fue abordada por el agresor que se bajó de un vehículo con un arma de fuego en la mano y realizó dos disparos que resultaron fallidos. Después, según las mismas fuentes, el agresor volvió a montar el arma e hizo otro disparo que impactó en la cabeza de la víctima y seguidamente emprendió la huida en su vehículo en dirección a Tordesillas por la autovía del Noroeste.

El presunto agresor, un varón nacido en 1973 y con iniciales P.P.O.T., expareja de la víctima, se entregó posteriormente a una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico en la localidad palentina de Villamuriel de Cerrato, a unos 95 kilómetros de Medina del Campo. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado hoy en un comunicado de prensa que en el juzgado de Medina del Campo (Valladolid) no hay ninguna denuncia contra el hombre detenido ayer por tirotear en esa localidad a su expareja, que está en "muerte cerebral", ni tampoco había orden de protección sobre ella. Con esta última víctima, son ya 18 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año, mientras que otros tres casos se mantienen en investigación.