Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco millones de personas sufren exclusión social extrema en España

Cáritas reclama una ayuda para las 500.000 familias que no tienen ningún ingreso

Con 2.600 millones de euros se podría rescatar a los hogares sin renta

Cinco millones de españoles se encuentran en situación de exclusión social extrema en España. El dato, que casi duplica el de hace seis años, lo ha ofrecido este jueves Cáritas, que también ha reclamado la puesta en marcha de un sistema de ingresos mínimos para los hogares (al menos 500.000) que no cuentan con ningún tipo de renta.

La Fundación Foessa, impulsada por Cáritas, ha presentado este jueves el estudio Analisis y Perspectivas 2014. El trabajo revela que 11,7 millones de personas están afectadas en España por distintos procesos de exclusión social, un 60% más que en 2007.

Esta situación de marginación se puede dar en distintos grados. El más extremo es aquel en el que confluyen distintos factores que tienen que ver tanto con la pobreza económica, como con los de falta de acceso a derechos sociales (educativos, laborales, de vivienda o sanitarios) y con una situación de debilidad en las relaciones sociales (malos tratos, aislamiento).

Cuando estas circunstancias se suman, se considera que alguien sufre de exclusión severa. En esta situación se encuentran 1,5 millones de hogares, según los cálculos del estudio, lo que equivale a cinco millones de personas. Es una cantidad de afectados un 86% superior que la registrada en el año 2007, fecha que se puede considerar como el preludio de la crisis.

El documento revela que los ámbitos del empleo, la vivienda y la salud son los que más han contribuido al aumento de la exclusión. Los autores han puesto el acento en las incidencias relacionadas con los problemas de salud, que se han duplicado hasta el extremo de que en "un notable número de hogares" se ha dejado de comprar medicamentos o de seguir tratamientos médicos.

La situación ha llegado a tal punto que “el núcleo de población que no tiene ningún problema de exclusión es ya una estricta minoría”, relata Guillermo Fernández, uno de los responsables del informe.

Hogares sin medios

El estudio destaca que el porcentaje de hogares sin ingresos, según la Encuesta de Población Activa, ha crecido del 2% al 4% en el último trimestre de 2013, por lo que el número de hogares en esa situación ha pasado desde unos 300.000 a mediados de 2007 a casi 700.000 a finales de 2013.

“En el mejor de los casos, teniendo en cuenta que hay 200.000 familias acogidas a un programa de renta mínima, habría 500.000 hogares sin ningún tipo de medios”, apunta Francisco Lorenzo, coordinador del equipo de estudios de Cáritas y de Foessa. Por ello, reclamó la puesta en marcha de algún tipo de cobertura que permita asistir a estas personas.

"Llevamos tiempo tratando de que se habilite un sistema de garantías mínimas, hay 500.000 hogares sin ingresos. Acabar con esa situación cuesta 2.600 millones de euros, es un precio claramente inferior a lo que se está hablando que costaría el rescate de las autopistas y hablaríamos de acabar con la pobreza severa, un objetivo claramente es asumible", ha asegurado Lorenzo.

El informe considera que es el momento de acordar “un pacto contra la pobreza” en España. “Los objetivos macroeconómicos deben ser secundarios frente al rescate de las personas”, concluye.