Selecciona Edición
Iniciar sesión

‘The Guardian’ y el ‘Post’ ganan el Pulitzer por las revelaciones de Snowden

El diario británico logra por primera vez el más prestigioso premio periodístico

Edward Snowden durante una entrevista en junio del 2013. AFP

El diario británico The Guardian ha obtenido su primer premio Pulitzer gracias al trabajo de Glenn Greenwald y Laura Poitras, los dos periodistas que publicaron los documentos filtrados por el exagente de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden. La exclusiva, compartida inicialmente con el diario The Washington Post está considerada como una de las noticias más importantes de los últimos años y ha consolidado la influencia de The Guardian en el sector mediático estadounidense.

El jurado destacó, en el caso de The Washington Post, que su exclusiva “ayudó a los ciudadanos a entender cómo las revelaciones encajan en el marco de la seguridad nacional”. Sobre el británico The Guardian, subrayó que su contribución “provocó, gracias a una investigación agresiva, la apertura de un debate sobre la relación entre el Gobierno y los ciudadanos en asuntos de seguridad y privacidad”.

JEFF BAUMAN, VÍCTIMA DE LOS ATENTADOS DE BOSTON. La imagen, del fotógrafo de 'The New York Times' Josh Haner, forma parte de un reportaje sobre la recuperación de esta víctima que se ha llevado un Pulitzer. REUTERS

En las últimas semanas, los medios de EE UU han destacado la polémica por la posibilidad de esta victoria, ya que la exclusiva habría sido prácticamente imposible sin las filtraciones de Snowden, acusado de traición y espionaje tras robar los documentos y refugiado en Moscú desde su salida de Estados Unidos. Los Pulitzer no habían premiado trabajos basados en filtraciones desde la información sobre los Papeles del Pentágono de The New York Times en 1971.

Los Pulitzer también han reconocido en su 98ª edición el trabajo del diario The Boston Globe durante los atentados de la maratón en la ciudad el año pasado, donde murieron tres personas y más 260 resultaron heridas, bajo la categoría de noticias de última hora. El diario The New York Times, el más laureado de la historia de los premios, ha sumado otros dos en la categoría de fotografía gracias a las imágenes tomadas por Tyler Hicks durante el ataque terrorista a un centro comercial de Nairobi, y el trabajo de su compañero Josh Harner, que retrató a una de las víctimas del atentado de Boston.

Los Pulitzer han reconocido por segunda vez el periodismo de una organización sin ánimo de lucro, el Center for Public Integrity, que se une a ProPublica en este logro. Chris Hamby, uno de sus reporteros, destapó una trama en la que médicos y abogados conspiraron para negar asistencia sanitaria a mineros con enfermedades pulmonares, forzando que la supuesta negligencia se resuelva en los tribunales.

El premio en la categoría de periodismo internacional ha recaído sobre Jason Szep y Andrew Marshal, de la agencia Reuters, por su reportaje sobre la persecución violenta de la minoría musulmana de Myanmar en su huída del país. Un periódico local de Colorado, The Gazette, ha sido galardonado con el premio al mejor periodismo a nivel nacional por su investigación del abandono institucional que afecta a los veteranos una vez que abandonan el Ejército. La organización destaca el apoyo de este reportaje en herramientas online para completar la información.

Una vez más, los Pulitzer han reconocido el impacto en las vidas de los ciudadanos tras la publicación de los trabajos premiados. Es el caso de la investigación llevada a cabo por The Tampa Bay Times sobre las normas hipotecarias que han disparado los desahucios en la ciudad y que ha provocado el impulso de reformas legislativas en el Estado.

Las filtraciones de Snowden que han valido el Pulitzer a The Guardian y The Washington Post contenían miles de documentos pertenecientes a la NSA y sacaron a luz diferentes programas de la agencia, como la recolección de datos de llamadas y correos electrónicos de ciudadanos estadounidenses. Desde las páginas de The Guardian, Greenwald y Poitras también destaparon las escuchas del Gobierno estadounidense a líderes internacionales como la canciller alemana, Angela Merkel, o la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, provocando una crisis diplomática sin precedentes en los últimos años. La semana pasada, Greenwald y Poitras recibieron el premio George Polk, compartido con el periodista Barton Gellman de The Washington Post, en reconocimiento del mismo trabajo.

El jurado de los Pulitzer está compuesto por 19 periodistas, editores, ejecutivos y profesores universitarios. El premio hace honor a Joseph Pulitzer, fundador de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, y reconoce año tras año los mejores trabajos de la prensa y medios online, así como en el mundo de la poesía, ficción y música.

La consolidación de 'The Guardian' en Estados Unidos

C. F. P.

El diario The Guardian celebra este lunes el honor de haber sido premiados por el jurado de los Pulitzer con "orgullo y agradecimiento", asegura la directora de su edición estadounidense Janine Gibson. El periódico británico desembarcó en Estados Unidos en 2011 con una veintena de periodistas y apenas dos años después confirmaba su relevancia en el panorama mediático estadounidense compartiendo una exclusiva de trascendencia internacional.

El jurado de los Pulitzer acaba de reconocer esa apuesta. “Ha sido un año de trabajo intenso, exhaustivo y a veces escalofriante en esta investigación”, afirma Gibson, acerca de la exclusiva que compartió en un principio con The Washington Post y que ha seguido explotando durante varios meses, a pesar de las presiones tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. “Nos sentimos muy agradecidos por el reconocimiento por parte de nuestros compañeros de que las revelaciones de Edward Snowden y el trabajo de los periodistas implicados representan un gran logro en el servicio público del periodismo”.

El diario británico decidió crear una edición estadounidense -combinan contenidos propios creados en Londres y en Nueva York- tras comprobar que uno de cada tres lectores accedían a su página web desde EE UU. Las aspiraciones de The Guardian nunca fueron competir con los medios norteamericanos, sino aportar la visión de periodistas extranjeros sobre la actualidad estadounidense, abordando temas y perspectivas ausentes en los medios nacionales. A pesar de que esta apuesta todavía no ha revertido en ingresos que rescaten a The Guardian de las dificultades económicas que atraviesa, el Pulitzer también es un reconocimiento a esa estrategia.

Más información