ALMUERZO CON... RENÉ RAMÍREZ

“La crisis ha traído a Ecuador mucho talento español”

El secretario de Educación Superior ecuatoriano busca investigadores

René Ramírez, en el patio de la sede central de la Universidad de Barcelona. / massimiliano minocri

Barcelona recibe a René Ramírez Gallegos (Quito, 1975) inundada de libros y rosas por el día de Sant Jordi. El secretario de Educación Superior del Gobierno de Ecuador —con rango de ministro— sonríe al oír que buena parte de los seis millones de flores que los catalanes se regalan este 23 de abril son importadas de su país. “Nosotros les compramos rosas y ustedes se llevan a sus universidades a nuestros doctores”, le inquiere el periodista. “Solo por un tiempo”, matiza. “No queremos robar cerebros, como hacen en el norte”, en referencia a Estados Unidos. “Ecuador debe integrarse en las redes de investigación internacionales. Por eso ofrecemos becas a académicos de otros países, pero por solo entre 2 y 24 meses”.

Las becas Prometeo se han convertido en objeto de deseo entre los doctores españoles, a los que los recortes y la endogamia universitaria han dejado sin oportunidades. “Les pagamos 6.500 dólares mensuales [unos 4.700 euros], pasajes y seguro médico”, relata tras admitir que estas condiciones son el precio a pagar para atraer talento a un país muy mal situado en los rankings de innovación. “Nuestra primera universidad está en el puesto 1.700”, confiesa.

Ecuador pretende acoger hasta 5.000 investigadores antes de 2017. Ahora tiene 650, 110 de ellos españoles. “La crisis en Europa nos ha permitido acoger mucho talento español, que es lo que necesitamos”, relata. Las Prometeo son uno de los pilares de la modernización de la educación superior emprendida por el Gobierno de Rafael Correa. “Cuando llegamos al Gobierno en 2007 la situación de la mayoría de las universidades era patética: profesores con apenas formación, alumnos con un nivel bajísimo, sin investigación ni medios... En algunas privadas prácticamente se compraban los títulos. Cerramos 14 y tuvimos que recolocar a 44.000 estudiantes”.

René Ramírez: “Ecuador debe crear conocimiento”

Comedido en las palabras, ataca con escasa pasión el jamón y las virutas de foie de los entrantes, aunque se entusiasma con el secreto ibérico del segundo plato. Las becas Prometeo, explica, son como la primera fase de un proceso que seguirá con el regreso de los 8.000 licenciados del país que han sido becados para cursar másteres o doctorados en universidades extranjeras —“no en cualquiera, sino en las más reconocidas”—, tras lo que deberán volver al país para lo que es una obsesión para Ramírez: “Crear conocimiento e integrarse en las redes de investigación internacionales”.

La “democratización de la educación superior” es otro de los conceptos sobre los que insiste. “Sin políticas públicas, la élite socioeconómica se reproduce en la académica y la intelectual”. Una política que el Gobierno de Correa ha basado en tres pilares: la gratuidad de la educación superior, becas para los estudiantes con menos ingresos y una doble prueba de acceso a la universidad, la de conocimientos y la de aptitudes. “Existen grandes diferencias de nivel entre los centros de bachillerato en Ecuador que dejarían a muchos alumnos fuera si solo valoráramos los conocimientos”. La reforma de los niveles inferiores del sistema educativo, también en marcha, debe permitir acabar en cinco años con esa doble prueba. “Las reformas son acumulativas”, explica. “Para que los alumnos de bachillerato lleguen mejor formados necesitamos mejores profesores, que son los que estamos formando en la educación superior”, concluye.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana