Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite la directora de ‘Le Monde’ tras su pulso con la redacción

Natalie Nougayrède llevaba un año y dos meses al frente del diario

La periodista Natalie Nougayrède.
La periodista Natalie Nougayrède. AFP

La directora de Le Monde, Natalie Nougayrède, ha anunciado este miércoles que abandona sus funciones al frente del emblemático diario francés, un año y dos meses después de haber sido elegida por la redacción con el 80% de los votos favorables. La dimisión de la periodista se produce tras varias semanas de pulso con sus redactores jefes, lo que desembocó en la renuncia simultánea la semana pasada de siete de los 11 jefes que tiene el diario. En un correo electrónico enviado a los redactores, Nougayrède ha explicado que había comunicado a los accionistas su decisión de abandonar la dirección del periódico porque ya no dispone de “los medios de asegurar la continuidad del proyecto con plenitud y serenidad”.

Nougayrède (Dijon, 1966) se reunió el martes con los tres accionistas de Le Monde, Pierre Bergé, Matthieu Pigasse y Xavier Niel, que hoy tienen previsto verse con el Comité de Redacción y mañana con la redacción en pleno para iniciar el largo proceso de selección, elección y votación del nuevo director.

El trabajo de la directora, que sustituyó a Érik Izraelewicz el 1 de marzo de 2013 después de que este muriera a causa de un infarto sufrido en la redacción el 27 de noviembre de 2012, había sido cuestionado por un informe de una empresa independiente, especializada en la prevención de riesgos profesionales y llamada Technologia. El estudio acusaba a la dirección que no dar respuestas claras y de “navegar a vista”, y agregaba que la organización estaba “sin aliento”.

En los últimos días, diversos periodistas de Le Monde han denunciado públicamente una deriva de la línea editorial e informativa del diario. Muchos cuestionaban además el plan de movilidad interna que aspiraba a cambiar de sección a más de 50 periodistas para reforzar la estructura digital del diario.

La ya exresponsable del periódico, una curtida corresponsal diplomática y reportera especializada en Rusia y Europa del Este sin experiencia en la gestión de equipos, intentó reducir la tensión cesando a sus dos directores adjuntos, Vincent Giret y Michel Guerrin, pero sus intentos posteriores de formar un nuevo equipo han fracasado porque, según informa Libération, al menos siete candidatos han rechazado formar parte de él.

Según afirma Nougayrède en su correo a los redactores, “algunos miembros de Le Monde quieren reducir drásticamente las prerrogativas del director”, y esto es “incompatible” con su continuidad. La directora, que fue la primera mujer en ocupar ese cargo en los 70 años de historia de Le Monde, reconoce que “los ataques directos y personales” recibidos le impiden “poner en marcha el plan de transformación” que ella misma había propuesto a los accionistas “atendiendo al mejor interés del periódico”. Nougayrède afirma que ese plan requiere “un acuerdo amplio de las redacciones”, pero admite que “no se dan los elementos de confianza y razón”.