Selecciona Edición
Iniciar sesión

Erradicado por primera vez el VIH de un cultivo celular

El trabajo es el primer paso hacia una futura cura de la enfermedad

Representación del VIH en el torrente sanguíneo. csic

Por primera vez un grupo de científicos ha conseguido erradicar cualquier rastro de VIH de un cultivo de células infectadas. El trabajo, que publican investigadores de la Universidad de Temple (Filadelfia) en PNAS, la revista de la academia estadounidense de ciencias, es solo una "prueba de concepto" de prácticamente imposible aplicación práctica, pero muestra que hay un camino hacia lo que sería la cura definitiva de la infección por VIH. 

El ensayo ataca la razón por la que el VIH, una vez que infecta a una persona, nunca la deja, lo que obliga a los afectados a tomar medicación durante toda su vida. Esto se debe a que el virus no solo está como tal en el organismo. En algunas células (los llamados reservorios) se camufla de la manera más eficaz posible: el patógeno en sí desaparece, pero inserta sus genes en el ADN del huésped. Y ahí aguanta latente hasta que, por alguna condición, sus intentos para regenerar virus se recupera. Porque los tratamientos antivirales actuales son capaces de impedir que el virus circule por el organismo, pero una vez que inserta su ADN en el del receptor no hay forma de sacarlo de ahí, y lo que consgue la medicación es abortar todos los intentos de reconstruir el virus.

Lo que han hecho los científicos es un trabajo de precisión: primero han usado una especie de marcador que localizaba los genes del VIH, y luego unas tijeras biológicas (una enzima) que han cortado esos fragmentos del ADN de las células infectadas. Por último, el propio sistema de reparación del genoma se ha encargado de recuperar los genes como estaban antes de la infección.Sería como si en una tira de papel con un texto se insertan unas palabras nocivas: se localizan, se cortan y se vuelven a pagar los fragmentos para recuperar el mensaje original.

"Es un paso importante ela dirección de una cura permanente del sida", ha dicho Kamel Khalili, quien ha codirigido el trabajo. "Es un descubrimiento muy emocionante, pero no está listo para llevarlo a la clínica. Es una prueba de concepto que indica que vamos en la buena dirección", ha añadido.

Como se ve, se trata de un primer paso que no puede usarse en personas. En estas las posibles células infectadas son miles y de varios tipos (sobre todo de la médula, pero también de los ganglios y otros reservorios). Y el procceso es demasiado complejo para utilizarlo en un organismo completo. Pero las bases (el sistema trazador y las tijeras biológicas) son el primer paso para que eso sea algún día posible a gran escala.