Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

A las ‘apps’ les gusta la naturaleza

La aplicación EnArbolar muestra árboles singulares de España; en Aves de España se oyen trinos

Árbol singular en Moral de Tañabueyes, en Burgos.
Árbol singular en Moral de Tañabueyes, en Burgos.

Los árboles singulares de España caben en la mano o el bolsillo. La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, junto a la empresa pública de la Diputación de Valencia, Imelsa, ha lanzado la semana pasada EnArbolar, una aplicación que permite a los de usuarios de Android e IOS conocer con total exactitud la situación de más de mil árboles y arboledas monumentales españoles.

“Es importante que la sociedad conozca la naturaleza pero de una forma sostenible”, asegura César Javier Palacios, miembro de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente. Por esta razón, en la aplicación los usuarios sólo pueden encontrar aquellos árboles que son visitables sin ponerlos en riesgo. “Muchas veces ponerse debajo de éstos puede suponer estar pisando sus raíces y con 10 personas que lo hagan a la vez ya son aproximadamente 800 kilos”, indica.

Más aplicaciones verdes

  • Orquídeas Ibéricas: Guía de la familia de las orquídeas con la mayoría de los taxones que podemos encontrar en la península. Incluye abundantes fotos y descripciones. 
  • Árboles Ibéricos: Incluye fotos y textos con los géneros y especies de las principales especies arbóreas que podemos encontrar de forma natural en los bosques españoles y también muchas de las habituales en parques y jardines. 
  • Identificador de setas: Permite identificar 282 especies y además permite georeferenciar los setales favoritos del usuario para volver a visitarlos más adelante. 

Cada árbol que aparece en el mapa tiene una ficha en la que se enumeran sus cualidades (altura, edad, razones por las que es singular), se cuentan curiosidades del ejemplar y se explica cómo llegar hasta él. También se da la posibilidad de valorarlos y compartir las fichas a través de Facebook y Twitter. “Hace mucho que no se señaliza bien el acceso a estas especies”, afirma Palacios. Estas fichas pueden sustituir a los carteles que suelen acompañar a los árboles pero que al estar al aire libre se suelen deteriorar. “Pero es importante que nunca nos olvidemos de preguntar y de hablar con las personas que los han protegido y los han cuidado, es un reconocimiento hacía ellos”, dice Palacios.

Esta aplicación tiene un antecedente creado en 2012 por la misma fundación. MiTierra Maps contiene información más amplia y da información sobre especies en peligro de extinción y experiencias singulares de aquellos que la usan.

Aves de España es una aplicación de la asociación española de ornitología (SEO Birdlife), con la colaboración del BBVA, que también tiene su versión web. En ellas se los amantes de los pájaros pueden buscar y reconocer a todas las especies que hay en el territorio español. La app da la posibilidad de buscar por nombre común, por nombre científico o por familias.

En 2007 distribuyeron de forma gratuita un CDRom interactivo que tenía casi la misma información, pero hace un par de años los usuarios y ellos mismos se dieron cuenta de que había que adaptarse a las nuevas tecnologías. “Esta aplicación es una enciclopedia portátil”, afirma Pedro Cáceres miembro de la organización. Como buena enciclopedia de bolsillo, el usuario no sólo podrá leer las características de cada ave sino también podrá acceder a recursos visuales y podrá oír el canto de todos los pájaros.

“La aplicación es gratis porque nuestro propósito es la divulgación científica. Además las aves se venden solas”, sentencia Cáceres. Además, afirma que las personas que se descargan la aplicación terminan acudiendo a buscar todas las especies y eso las compromete a apoyar su conservación. “Si saben que van a construir en un lugar donde hay un embalse, protestan”, afirma.

Logo de la aplicación Magrama-Natura
Logo de la aplicación Magrama-Natura

Otra de las características de Aves de España es la posibilidad de seguir 25 itinerarios ornitológicos entre los que se enc uentran Cabañeros (Ciudad Real), Doñana (Huelva), o la Albufera (Valencia). “Son viajes virtuales en los que, activando el GPS, se informa al usuario de lo que está viendo y oyendo”, describe Cáceres.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente también tiene su propia aplicación, Magrama-Natura, para acercar al ciudadano a la naturaleza de nuestro país.

Esta herramienta permite consultar la cartografía incluida en el Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Además, incluye la información sobre la naturaleza almacenada en los fondos del ministerio como, por ejemplo, las fichas descriptivas de los espacios que integran la Red Natura 2000, los Espacios Naturales Protegidos, las Reservas de la Biosfera o las especies descritas en el Mapa Forestal de España, cuya principal particularidad es la geolocalización, permitiendo saber, por ejemplo, los espacios naturales que hay en torno a una ubicación.

Vigilar la contaminación

Ecologistas en Acción, con la colaboración de la Universidad Politécnica de Cataluña, ha conseguido sacar adelante un proyecto de crowfunding para realizar una aplicación con la que el usuario pueda tener controlados los niveles de contaminación de su ciudad.

Tenían hasta noviembre para conseguir los 3.000 euros necesarios para pagar a especialistas en contaminación y en desarrollo de apps, pero superaron esta cantidad en julio. Gracias a ello, saldrá a finales de octubre o principios de noviembre, aseguran.

El nombre del proyecto: Aire Libre Ya. Su función es informar sobre los niveles reales de contaminación. “Los avisos de niveles de contaminación llegan de forma muy básica a los ciudadanos. Sólo se dice si la contaminación es buena, media o mala”, afirma Javier Martín, uno de los coordinadores de la aplicación. Martín también asegura que cuando estos datos no llegan de forma simplificada al usuario, son poco comprensibles y, además, normalmente se ofrecen valores puntuales. Esta aplicación ofrecerá también valores absolutos o acumulativos. “En el caso de las partículas de ozono pueden no afectar a la salud si sólo se supera la cantidad máxima sólo un día, pero sí si se acumula”, puntualiza Martín.

En un principio, la aplicación informará de la situación de Madrid y Barcelona, pero si la primera versión obtiene buenos resultados añadirán el resto de comunidades. Estos datos que obtienen son públicos, pero lo que hará la app es ofrecerlos de forma más comprensible al usuario, además de crear alertas para informar de cuando no es recomendable hacer ejercicio al aire libre ya que podría ser perjudicial.