Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Gobierno repatria a un español diagnosticado de ébola en Sierra Leona

El avión que lo recogerá despegó a las 7.00 de Madrid y acaba de aterrizar en Freetown

Será ingresado en el mismo hospital de Madrid donde fue tratado el fallecido Miguel Pajares

ASÍ SE MEDICALIZA EL AVIÓN. Miembros del Ejército preparan el Hércules C-130 que repatriará al misionero español Manuel García Viejo. MINISTERIO DE DEFENSA

El avión que repatriará al religioso español Manuel García Viejo, de 69 años, que dio positivo en las pruebas de ébola, ha aterrizado a las 15.51 hora española en Freetown, la capital de Sierra Leona. Despegó a las 7.00 de este domingo desde la base aérea de Torrejón de Ardoz en Madrid. El Gobierno anunció este sábado su repatriación desde Sierra Leona, donde ejerce como director médico del Hospital San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar. García Viejo manifestó su voluntad de ser trasladado a España tras conocer el diagnóstico. Será ingresado en el complejo hospitalario La Paz-Carlos III, el mismo en el que fue tratado el sacerdote Miguel Pajares, el primer español contagiado con esta enfermedad, que fue repatriado desde Liberia el 7 de agosto y falleció cinco días después. Se prevé que García Viejo llegue a Madrid entre este domingo y el lunes.

El misionero español Manuel García Viejo-

Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública, anunciaba ya el sábado de la preparación del avión de las Fuerzas Armadas medicalizado, tras una reunión interministerial convocada para organizar la repatriación. El misionero “en un primer momento manifestó que quería quedarse, pero a primera hora de esta tarde hemos recibido la solicitud de repatriación de la orden”, ha añadido. En la nave viajarán dos médicos y tres enfermeros. La Agencia Española del Medicamento también ha sido avisada para que pueda iniciar los trámites necesarios en caso de que los médicos consideren que hay que administrar el suero experimental ZMapp, con el que fue tratado sin éxito Pajares.

Es la segunda vez que España organiza una operación de repatriación de un enfermo de ébola, después del sacerdote Pajares, que pertenecía también a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios (OHSJD). Vinuesa, igual que hizo en aquella ocasión, ha reiterado que “el riesgo para la salud pública es prácticamente nulo” y ha añadido que no hay más españoles en el hospital donde trabajaba el religioso.

La familia de Manuel García Viejo, originaria de la localidad leonesa de Folgoso de la Ribera, ha recibido con “pesadumbre y resignación” la noticia de su enfermedad, de la que venían “sospechando” desde que se inició la propagación del virus en esta región africana. En declaraciones a la agencia Efe, Antonio García Viejo, hermano del religioso, ha explicado que no había conseguido hablar con él, pero que sí lo había hecho con los frailes de su orden, y ha recordado que la última vez que lo vio fue el año pasado durante una visita que hizo a su pueblo, adonde tenía por costumbre regresar “cada año” para compartir unos días con sus familiares.

El hospital de Lunsar en el que García Viejo hacía labores de apoyo a la dirección médica estuvo en cuarentena por ébola hasta la semana pasada. El misionero volvió a trabajar porque se reabrió una parte del centro, las consultas externas de materno-infantil. En su congregación no saben cuándo ni cómo pudo contagiarse. Empezó a notar los síntomas hace cuatro días, según ha explicado a EL PAÍS una portavoz de la orden, y fue trasladado desde Lunsar hasta la capital de Sierra Leona, Freetown, el jueves por la tarde para ingresar en un hospital especializado en ébola que dirige una ONG italiana. Le hicieron los análisis el viernes y los resultados llegaron casi en la madrugada de este sábado. “No se encuentra bien, pero está consciente y de hecho hemos conseguido hablar con él”, ha añadido la portavoz.

El Ministerio de Sanidad tenía todo preparado esta mañana para informar de que un misionero español infectado de ébola permanecía en un hospital de Sierra Leona y pensaba quedarse. Esa había sido su voluntad hasta entonces. Sin embargo, la congregación logró hablar con él a primera hora de la tarde y le volvió a preguntar. Representantes de la orden ya estaban en el ministerio, reunidos con Ana Mato, desde la mañana. Al decirle que si quería volver Sanidad lo tenía todo preparado, dijo que sí, y la orden lo solicitó formalmente.

La congregación ha confirmado que el religioso “se encuentra recibiendo cuidados sanitarios en una unidad de ébola de Freetown”, y ha subrayado su voluntad de ser repatriado a España. “La OHSJD respeta la voluntad del hermano Manuel García Viejo, y por ello ha solicitado al Gobierno de España su traslado desde Sierra Leona”, afirma en un comunicado.

Manuel García Viejo es médico especialista en medicina interna y diplomado en medicina tropical, y pertenece a esta orden desde hace 52 años. En los últimos 30 años ha trabajado en África. Desde hace 12 años es el director médico del Hospital San Juan de Dios en Lunsar.

Más información