Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Rey pide apoyo de la universidad para “la generación de puestos de trabajo”

Felipe VI inaugura el curso universitario en Toledo

El ministro Wert demanda "responsabilidad" a los campus para evitar "el riesgo de endogamia"

Ampliar foto
Los Reyes, durante la ceremonia académica de apertura del curso universitario en el campus tecnológico de Toledo.

Más de un millón y medio de alumnos regresan a las aulas en este curso que han inaugurado por primera vez como reyes de España Felipe VI y doña Letizia. El acto universitario por excelencia en uno de los momentos más complicados de los campus públicos españoles, que han perdido unos 1.200 millones de euros desde 2009.

Felipe VI ha señalado este martes en el paraninfo Envases de Cartón del campus tecnológico de la antigua Fábrica de Armas de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), que las Universidades "no puede limitar sus funciones a los ámbitos de la docencia y la investigación". El monarca pide a los campus "seguir explorando fórmulas de colaboración" con las empresas para "potenciar el crecimiento económico y la generación de puestos de trabajo". Y destaca su papel "fundamental" en el desarrollo social económico de los países "contribuyendo a la creación de empleo y a la mejor inserción profesional de trabajadores cualificados en el mundo laboral".

El monarca, conocido como el Borbón más preparado, es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y amplió su formación con asignaturas de Económicas y con un máster en Relaciones Internacionales en Georgetown (Washington). "Las Universidades no pueden vivir aisladas, sino plenamente integradas en la sociedad a la que sirven y comprometidas con ella", ha señalado en su intervención ante el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, además de otras autoridades políticas y una treintena de rectores.

El pasado abril, los rectores de los campus públicos pedían al Gobierno a través de su conferencia general (CRUE) que revocara las duras "medidas excepcionales" que llegaron primero con los recortes presupuestarios (unos 1.200 millones desde 2009, según un estudio de CC OO) y después con cambios normativos que han provocado un aumento inédito del precio de las matrículas universitarias y han endurecido los criterios académicos para acceder a una beca.

El rector de la Universidad de Castilla- La Mancha, Miguel Ángel Collado, ha destacado precisamente en su intervención las dificultades vividas durante el último lustro en las universidades. Ha reclamado ante el ministro de Educación y el resto de autoridades la "igualdad de oportunidades en el acceso a la formación superior" con una revisión de la política de becas y "un marco presupuestario" que permita acceder a recursos materiales y humanos "suficientes".

En el día de la presentación de los presupuestos generales del Estado, el ministro Wert ha destacado en Toledo que las cuentas de 2015 mantienen el presupuesto de ayudas, aunque el presupuesto de becas se rebajó en 75 millones de euros en el último curso académico, según los últimos datos oficiales disponibles.

"Es el momento de ir más allá, de mirar hacia el futuro", ha dicho Wert. Su departamento inauguró legislatura con el compromiso de acometer una profunda reforma universitaria que no se ha consumado.

Educación negocia un cambio del sistema de acreditación del profesorado universitario (en el que prevén dar más peso a la experiencia profesional), la actualización de requisitos para la creación de universidades (para la que quieren eliminar parte de los requisitos) o a la aprobación de un sistema de grados de tres años que las universidades podrán implantar de forma voluntaria en convivencia con los grados de cuatro.

El Consejo de Ministros aprobó subir la tasa de reposición de funcionarios del 10 al 50% en áreas esenciales, como la educación. Hay 15 universidades que tienen la contratación de profesores recurridas por el ministerio por saltarse las limitaciones de la tasa de reposición del 10%, que les obliga a reponer solo a uno de cada 10 trabajadores que se jubilan o se marchan. La educación pública universitaria ha perdido 5.699 docentes en dos años con esa reducción. El ministro ha destacado el cambio en la tasa de reposición, que reclamaban desde que se aprobó el decreto restrictivo de los rectores. Tras un periodo de "muchas limitaciones" y de una crisis "de la que nos empezamos a recuperar", ha reclamado a los campus "un ejercicio de responsabilidad" para asegurar que se contrate a los "mejores" candidatos "evitando cualquier riesgo de endogamia que antaño ha hecho tanto daño" a la Universidad española.

Más información