Rajoy cuestiona el cambio climático y afirma que no puede convertirse en el "gran problema mundial"

El líder del PP alude a un primo suyo científico para restar importancia al calentamiento global

El presidente del PP y candidato de este partido a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha restado hoy importancia al cambio climático aludiendo a un primo suyo, catedrático de Física de la Universidad de Sevilla. "Yo de este asunto sé poco, pero mi primo supongo que sabrá. Y entonces dijo: 'Oiga, he traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que iba a hacer mañana en Sevilla'. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?", se ha preguntado el líder de la oposición. Por ello, ha aseverado, no podemos convertir esta cuestión "en el gran problema mundial".

A juicio de Rajoy, "hay otros problemas más importantes, como los problemas del sector energético y los problemas de las emisiones".

Rajoy ha hecho estas declaraciones durante su intervención en el coloquio posterior a la conferencia que ha impartido en el marco del X Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que se celebra hoy y mañana en Palma de Mallorca.

Gore pide un esfuerzo de los empresarios

El citado congreso ha contado con la presencia del ex vicepresidente de EE UU y Premio Nobel de la Paz 2007, Al Gore, quien ha presentado su documental Una verdad incómoda sobre los efectos nocivos del calentamiento del Planeta.

Ante un auditorio integrado por más de 600 empresarios, Al Gore ha animado a la clase empresarial a hacer un esfuerzo en la lucha contra el cambio climático para que sus hijos y las próximas generaciones no les pidan cuentas en el futuro. Gore ha apoyado su llamamiento en apabullantes datos sobre el calentamiento de la Tierra en los últimos treinta años, según han comentado algunos asistentes, ya que el acceso de la prensa ha sido vetado.

Rodeado de un gran montaje audiovisual, con diapositivas de la Tierra y los efectos del calentamiento, Gore se ha dirigido a los conferenciantes desde el centro del escenario, paseando de un lado a otro y mostrando sus dotes de gran orador. En esta conferencia, por la que la organización ha pagado al político estadounidense cerca de 200.000 euros, Gore también ha criticado a los partidos y gobiernos más conservadores por negar los efectos del cambio climático y negarse a comprometerse con su lucha, momento que ha aprovechado para lamentar que su país sea uno de los que aún no ha firmado el Protocolo de Kioto.

Desde la capital balear Al Gore se desplazará a Barcelona, donde mañana ofrecerá en el Palacio de Congresos de Barcelona la conferencia inaugural del Congreso Inmas Forum, que se celebrará desde mañana y hasta el 25 de octubre. El Premio Nobel ha impuesto unas estrictas condiciones a los periodistas que asistan a la conferencia, entre las que destaca que su intervención no podrá ser grabada ni filmada y que los redactores gráficos sólo dispondrán de cinco minutos para fotografiarle.