Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cómo Ricardo llevó a Svetlana ante las cámaras

Una semana antes de la emisión, la joven aceptó participar en la sorpresa.- El supuesto asesino no habló nunca de reconciliación cuando se puso en contacto con 'El Diario de Patricia'

"Nos parece mentira". La productora Boomerang, responsable del programa El Diario de Patricia que emite Antena 3 aún no se cree cómo lo que empezó como una declaración de amor sorpresa finalizó con la muerte de una joven de nacionalidad rusa, Svetlana, madre de un niño de dos años. El supuesto asesino, Ricardo, alicantino de 30 años y responsable del intento de reconquista televisado ha sido puesto hoy a disposición judicial como sospechoso del asesinato.

Problema económico

El relato de los hechos, según cuenta el director de programas de Boomerang, Baldomero Limón, se inicia una semana antes de la emisión del espacio de Antena 3. Ricardo se puso entonces en contacto con el programa a través del teléfono que aparece en pantalla. "Quería pedirla perdón por un problema económico", explicó Ricardo al equipo de Boomerang para justificar su sorpresa a Svetlana. Ni una palabra de la reconciliación y menos de la petición de matrimonio.

El proceso habitual de la productora en este tipo de casos y con parejas de por medio requiere, en primer lugar, ponerse en contacto con la persona afectada. La joven rusa aceptó participar en la sorpresa. ¿Hasta dónde sabía Svetlana? Según la productora, la joven conocía sólo que iba a recibir un mensaje. Tanto conversaciones con el equipo que trabaja con los invitados, como en la conversación introductoria con la presentadora, Svetlana barajó entre los sujetos de la sorpresa un familiar llegado de su país natal o su ex pareja.

¿Antecedentes, malos tratos?

Una semana antes de la emisión, por tanto, El Diario de Patricia tenía ya el ok de los dos protagonistas. Siguiente paso: la productora somete a los invitados a un formulario que, entre otras cosas, pregunta si existen causas pendientes, orden de alejamiento alguna o algún caso de malos tratos. En el caso de Ricardo y Svetlana todas las preguntas dieron signo negativo. Nada extraño alrededor de la relación entonces rota. Más allá incluso, la productora afirma que se puso en contacto, como es habitual, con uno de los familiares de la joven. Tampoco alertó sobre algo que hiciera pensar que no se debía celebrar el encuentro.

De hecho, según cuentan antiguos trabajadores de la productora y de este espacio en concreto, si existen indicios de abusos o malos tratos se suspende la sorpresa. Ninguna sospecha en este caso, y menos después de que la joven, antes de asistir a los estudios de Antena 3, sugiriese a miembros del equipo que podría dejar a su hijo en casa de su ex pareja para su cuidado.

Sin embargo, sí existían antecedentes. El 31 de octubre Ricardo había sido condenado a 11 meses de prisión y dos años de alejamiento de Svetlana por un delito de maltrato de obra sin lesión. No obstante, la orden de alejamiento aún no estaba en vigor cuando acudieron al programa. La sentencia no era firme ya que no se le había notificado al agresor, a quien buscaba la policía para hacerlo.

El pasado miércoles 14 de noviembre, Ricardo, anillo en mano, propuso matrimonio a Svetlana sin éxito. Según cuenta la productora, tras la emisión, la pareja y el hijo de ella salieron juntos de los estudios con "total normalidad". El domingo, Svetlana aparecía en el rellano de su domicilio con una puñalada en el cuello que le ocasionaría a posteriori la muerte.

El titular del juzgado de violencia contra la mujer número 2 de Alicante ha ordenado esta tarde el ingreso en prisión provisional de Ricardo, según fuentes judiciales. El juez considera al detenido autor de un presunto delito de homicidio, después de que compareciera por espacio de dos horas ante esta instancia judicial. El arrestado no ha reconocido los hechos y ha afirmado que en el momento de producirse la agresión se encontraba en casa de sus padres, ha explicado su abogado.

Posible "responsabilidad civil" de 'El diario de Patricia'

La delegada especial del Gobierno contra la violencia sobre la mujer, Encarnación Orozco, ha expresado hoy su preocupación por el hecho de que algunos programas de televisión estén propiciando el reencuentro entre maltratadores y sus víctimas y ha rechazado cualquier intento de mediación en este sentido. Orozco, en declaraciones a EFE, ha manifestado que "me parece muy grave. No se puede mediar en situaciones de violencia machista", ya que, ha dicho, esta violencia está fundamentada en relaciones desiguales en las que "no cabe mediación".

La presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, por su parte, ha señalado que exigirá a Antena 3 que pida perdón por su "frivolidad y su falta de responsabilidad" al intentar la reconciliación de una pareja en la que él tenía una orden de alejamiento por malos tratos, informa EFE. Para la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y divorciadas, la actuación de Antena 3 fue una irresponsabilidad porque, "engañando a la mujer", facilitó al maltratador el encuentro con su víctima.

Asimismo, Pérez del Campo ha lamentado que los malos tratos se utilicen en televisión como un "espectáculo", porque eso es algo que nunca se hubiera hecho con una víctima del terrorismo. "El programa puso en riesgo la vida de una mujer y lo hizo además bajo engaño" y eso "le ha costado la vida", ha denunciado.

La presidenta del Observatorio de la Mujer del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Montserrat Comas, ha advertido, en declaraciones a Europa Press, de que El diario de Patricia podría haber incurrido en una "responsabilidad civil por daños en el derecho de imagen y del honor de las personas". Comas ha subrayado que "no existe ningún tipo de responsabilidad directa o indirecta del programa ni de la cadena en el crimen" ya que el único responsable es el supuesto autor de los hechos. No obstante, considera que podría haber responsabilidad civil "si se confirma que no existía consentimiento de la mujer" asesinada el pasado domingo, y que desconocía el contenido del programa y "a lo que se iba a enfrentar".

Comas ha reclamado una reflexión de los medios de comunicación, en el marco de sus códigos éticos de autorregulación, "con el fin de que los periodistas, en materia de violencia de género, confirmen que, además de un conflicto familiar, podría existir previamente una situación de maltrato".

Más información