Premio para los padres de la telefonía móvil y la arroba

Ray Tomlinson y Martin Cooper galardonados con el premio Príncipe de Asturias de investigación científica

¿Arroba se escribe con b o con v? La joven dudó hasta que cayó en la cuenta de que quien preguntaba se refería al símbolo del email. A Raymond S. Tomlinson, inventor del correo electrónico en red, se le ocurrió utilizar la @ para separar el nombre de usuario del nombre del servidor. Era 1971. Tomlinson no recuerda exactamente lo que escribió en ese mensaje, pero sí que se lo envió a sí mismo entre dos ordenadores unidos por ArpaNet, la red del Ministerio de Defensa de Estados Unidos, germen de Internet. Raymond S. Tomlinson, (Amsterdam, Nueva York, 1941), nunca patentó su idea. El padre del teléfono móvil, Martin Cooper, sí figura en la patente de su invento. También fue el primero en realizar una llamada con ese primigenio prototipo el 3 de abril de 1973. Cooper (Chicago, EEUU, 1928) llamó desde una calle de Nueva York al jefe de investigación de los laboratorios Bell. Ambos investigadores han sido galardonados con el Príncipe de Asturias a la investigación científica.

Casi 40 años después de sus respectivos inventos, el mundo ya no es lo que era. Tomlinson recuperó a la @ del ostracismo y con el paso del tiempo el correo electrónico ha sepultado al telegrama, la a carta y hasta el tradicional género epistolar. Con Cooper empezó a llamarse a las personas directamente en vez de a sus lugares de trabajo. Si a finales de 1998 había 320 millones de teléfonos móviles, 10 años después eran 3.300 millones, el 50% de la población mundial, según la Unión Internacional de las Telecomunicaciones. Los primeros 1.000 millones se alcanzaron a los 20 años del primer terminal, los siguientes 1.000 millones, 40 meses después. Los últimos en tan solo dos años. Dos aspectos explican su éxito: el avance tecnológico y el aumento en el ancho de banda. Un móvil tiene hoy más capacidad de procesamiento que el ordenador que llevó el hombre a la luna. Hoy el teléfono móvil es ordenador, televisor, localizador, periódico, agenda, despertador y hasta tarjeta de crédito. Al parecer Cooper se inspiró en el comunicator que usaba el capitán Kirk en la mítica serie televisiva Stark Trek.

En los últimos años han sido distinguidos con este premio los pioneros del desarrollo de Internet Lawrence Roberts, Robert Kahn, Vinton Cerf y Tim Berners-Lee; la primatóloga Jane Goodall; el neurólogo portugués Antonio Damasio y el físico Juan Ignacio Cirac, entre otros.