Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectan un sistema planetario con cinco Neptunos y un Saturno a 127 años luz de la Tierra

Los planetas están mucho más cerca de la estrella que los del Sistema Solar

El sistema planetario más parecido al nuestro que se ha localizado hasta ahora tiene al menos cinco planetas que orbitan HD 10180, una estrella tipo Sol. Los investigadores del Observatorio Europeo Austral (ESO) , que han realizado la observación, también han obtenido indicios de la existencia de otros dos planetas, uno de los cuales tendría la menor masa entre los detectados hasta ahora.

Además, el equipo encontró pruebas de que las distancias de los planetas a su estrella siguen un patrón regular, lo que también se observa en nuestro Sistema Solar, que tiene ocho planetas. Sin embargo, las distancias de los planetas a la estrella son mucho menores que en el Sistema Solar (al menos cinco planetas, similares a Neptuno, estarían dentro de la órbita de Marte), lo que hace que el sistema ahora descubierto sea muy diferente. Además, todos los planetas parecen tener órbitas casi circulares. Curiosamente, la NASA tiene previsto anunciar un resultado de la misión Kepler, también relacionado con un sistema planetario, el próximo jueves.

"Hemos hallado lo que probablemente sea el sistema con el mayor número de planetas descubierto hasta ahora", dice Christophe Lovis, autor principal del artículo que informa de este resultado, que se ha anunciado hoy en un congreso internacional en el Observatorio de Haute-Provence, Francia. "Este notable descubrimiento también resalta el hecho que ahora estamos entrando en una nueva era de la investigación de exoplanetas: el estudio de sistemas planetarios complejos y no sólo planetas individuales".

El equipo de astrónomos, del que forma parte el pionero Michel Mayor, empleó el espectrógrafo HARPS , especialmente diseñado para descubrir exoplanetas e instalado en el telescopio de 3,6 metros de La Silla (Chile), para un estudio de seis años de duración de la estrella HD 10180, situada a 127 años luz de distancia en la constelación austral de Hidra (la Serpiente Marina).

Gracias a las 190 mediciones individuales de HARPS, los astrónomos detectaron los diminutos movimientos hacia adelante y atrás de la estrella provocados por las complejas atracciones gravitacionales provenientes de cinco o más planetas. Las cinco señales más fuertes corresponden a planetas con masas similares a la de Neptuno - entre 13 y 25 masas terrestres - que orbitan la estrella con períodos que oscilan entre los 6 y los 600 días. Estos planetas están ubicados entre 0,06 y 1,4 veces la distancia existente entre la Tierra y el Sol de su estrella central.

"También tenemos buenas razones para creer que hay otros dos planetas presentes", dice Lovis. Uno sería un planeta similar a Saturno (con una masa mínima de 65 masas terrestres) orbitando en 2.200 días. El otro sería el exoplaneta menos masivo jamás descubierto, con una masa de unas 1,4 veces la de la Tierra. Está muy cerca de su estrella anfitriona, a sólo un 2% de la distancia Tierra-Sol. Un "año" de este planeta duraría sólo 1,18 días terrestres. Si se confirmara, este objeto sería otro ejemplo de planeta rocoso cálido, similar a Corot-7b.

Hasta el momento, los astrónomos saben de 15 sistemas con al menos tres planetas. El último en detentar el récord fue 55 Cancri, que contiene cinco planetas, siendo dos de ellos planetas gigantes. "Los sistemas de planetas de masas bajas como el que rodea a HD 10180 parecen ser muy comunes, pero la historia de su formación sigue siendo un rompecabezas", dice Lovis.

Otro resultado importante de las observaciones es que hay una relación entre la masa del sistema planetario y la masa y contenido químico de su estrella anfitriona. Todos los sistemas planetarios muy masivos se encuentran alrededor de estrellas masivas y ricas en metales, mientras que los cuatro sistemas con masas más bajas se encuentran en torno a estrellas de masas bajas y pobres en metales. Tales propiedades confirman los actuales modelos teóricos.