Un paciente de 70 años recibe el primer corazón artificial permanente de Andalucía

La bomba cardiaca implantada en el Reina Sofía supone la cuarta de toda España

MANUEL J. ALBERT Córdoba 23 NOV 2011 - 13:20 CET

Archivado en:

El primer corazón artificial permanente implantado en Andalucía late en un paciente desde el 26 de octubre. Ese día, en una intervención de tres horas en el hospital Reina Sofía de Córdoba, un paciente de 70 años recibió una bomba cardiaca de tecnología alemana. Solo hay otro modelo idéntico en España, junto a otros dos de procedencia estadounidense, implantados en hospitales madrileños. En total, son cuatro los corazones artificiales permanentes funcionando en el país. Estas operaciones solo están indicadas para pacientes a los que no se les puede trasplantar el corazón de un donante.

El hombre que ha recibido la válvula mecánica apenas si podía hablar antes de la operación. La insuficiencia cardiaca terminal y las patologías asociadas que sufría se lo impedían. "Y hoy, todavía en el hospital, ya baja todas las tardes al gimnasio y da paseos por los jardines", ha asegurado esta mañana el José María Arizón del Prado, jefe de sección de Cardiología del Reina Sofía. Los médicos que atienden al paciente aseguran que se encuentra clínicamente estable y con una importante disminución de los síntomas previos a la intervención.

La tecnología empleada en esta operación es alemana. El equipo de más de 10 personas que ha intervenido en el quirófano viajó a un hospital de Berlín para formarse en las técnicas quirúrgicas necesarias. Si las operaciones siguen en Córdoba -es el hospital de referencia y los pacientes serían derivados al mismo- no se descarta la posibilidad de que los facultativos del Reina Sofía formen a más colegas y sigan innovando en este tipo de operaciones. Actualmente, no hay pacientes en lista de espera para este tipo de operación. En todo caso, el modelo asistencial español sigue primando la donación de órganos como modalidad prioritaria de asistencia.

La esperanza de vida de los pacientes con corazones artificiales es similar a la de los transplantados. "Como ventaja, estas personas no requieren medicación para evitar el rechazo del órgano. Pero, por el contrario tienen que estar pendientes de las baterías del corazón artificial", ha señalado el jefe del Servicio de Cirugía, Ignacio Muñoz, y responsable de la operación.

Otras noticias

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, con parte del equipo quirúrgico del hospital Reina Sofía de Córdoba que ha implantado un corazón artificial permanente. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana