Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

TVE terminará con '59 segundos' en abril

La corporación prepara un programa de debate más económico y pretende dejar de pagar derechos por el formato a Globomedia

La periodista María Casado, conductora de '59 segundos'.

RTVE planea acabar con el programa de debate 59 segundos, uno de los más emblemáticos de la televisión pública, y sustituirlo por un formato similar pero más barato a partir de abril, según han confirmado a este diario fuentes de la corporación. 59 segundos es un formato original de la productora Globomedia, a la que RTVE tiene que abonar derechos, lo que no ocurrirá con el debate de actualidad política que lo sustituya. María Casado, actual conductora del programa, estará también al frente del nuevo producto.

59 segundos se estrenó en 2004, al principio producido íntegramente por Globomedia y presentado por Mamen Mendizábal. En 2007 regresó a las pantallas producido ya por TVE y moderado por Ana Pastor, pero con la obligación para el ente público de abonar royalties a la productora impulsada por Emilio Aragón.

La característica que da nombre al programa se refiere a que los micrófonos se pliegan automáticamente cuando acaba el turno, un segundo antes del minuto, de cada contertulio. Esa peculiaridad no podrá mantenerse en el nuevo formato. Fuentes de TVE aluden a la conveniencia de "rejuvenecer" el espacio, de cambiar los decorados y, de paso, de dejar de retribuir a Globomedia por sus derechos.

El fin de 59 segundos tras casi ocho años en antena se produce en un contexto de ajustes económicos en la corporación, que le han llevado a paralizar la contratación de series como Águila Roja y Cuéntame, a dejar de viajar con los equipos españoles en la Champions y a recortar la cobertura de los Juegos Olímpicos de Londres. Incluso está en peligro el futuro de algunos canales como Clan y Teledeporte.

El consejo de administración se mostró ayer dividido sobre la renovación de los derechos de Roland Garros. Los consejeros de PP y CiU propusieron aplazar la decisión hasta conocer detalles contables sobre el pago de los derechos de este torneo de tenis, que asciende a 5,6 millones de euros (tres años), y los efectos de un hipotético patrocinio. Para que la factura deportiva sea menos lesiva, TVE estudia la posibilidad de compartir con Telefónica los derechos para Internet y telefonía móvil de los Juegos Olímpicos.

Más información