El obispo de Alcalá publica cartas de personas que han dejado la “vida gay”

Reig Pla continúa su cruzada contra el "infierno" de la homosexualidad tras su polémica homilía

El obispo de Alcalá, durante su homilía de Viernes Santo.

“Hemos salido del infierno”. Así titula la web de la diócesis de Alcalá de Henares el conjunto de testimonios recibidos tras la polémica homilía del Viernes Santo, retransmitida por TVE, en la que el obispo Juan Antonio Reig Pla arremetió contra los homosexuales. Según la página, un centenar de ciudadanos han enviado desde entonces cartas en las que relatan el “sufrimiento vivido” durante el tiempo en que sintieron atracción sexual hacia personas del mismo sexo, a las que se refiere con las siglas AMS, y narran el bien que les hizo “iniciar y perseverar en itinerarios de libertad y esperanza".

“No puedo decir que “estoy curado” ni mucho menos, pero sí que estoy mucho mejor. Y lo que sí puedo asegurar es que yo vivía en un infierno (de mi propia soledad y desprecio) y ahora vivo con una sonrisa, queriéndome más y pudiendo querer a los demás”, se lee en una de las cartas. Otra hace referencia al sida: “Se está condenando a muchos jóvenes y adolescentes a llevar y aceptar un estilo de vida gay, en el que no solo no encontrarán el verdadero amor, sino que además encontrarán a menudo soledad, desesperación, frustración... Por no hablar de la fuerte actividad sexual que este estilo de vida implica, y que, aparte de suponer la transformación de personas en objetos de diversión, supone también un gran riesgo para la salud, con enfermedades como el sida”.

Todas las cartas agradecen al obispo su valentía para transmitir a toda España el mensaje de que se puede dejar de ser homosexual, incluso a sabiendas del revuelo que iba a causar en los medios de comunicación. “Que se conozca la mentira gay, que se sepa que es posible el cambio, que se sepa que hay esperanza para todas aquellas personas que no quieren esa vida de sufrimiento, ese infierno”, concluye uno de los testimonios.

El obispo de Alcalá presenta estos testimonios en una misiva pública, fechada este lunes, en la que agradece a los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos, familias, laicos, instituciones eclesiásticas y civiles su "cercanía espiritual y apoyo" tras las críticas recibidas tras la homilía de Viernes Santo. Reig Pla da las gracias especialmente a las cien personas que sienten o han sentido atracción sexual hacia el mismo sexo y que le han enviado por carta sus experiencias vitales.

"He visto en ellas la mano de Dios y he aprendido mucho sobre vuestros sufrimientos y vuestras esperanzas. También os doy las gracias por vuestra valentía, porque vuestras experiencias, al no admitir -en tanto en cuanto tales experiencias- refutación ideológica o política alguna, podrán ser de gran ayuda a muchas personas", señala. "Colaboráis así a romper el cerco de silencio respecto a la posibilidad de cambio para quien lo desee libremente; de ahí la importancia de publicarlas y divulgarlas ¡Mil gracias! Por último os animo a perseverar en los 'itinerarios de libertad y esperanza' que estáis recorriendo", añade.

Por otro lado, el obispo de Alcalá se dirige a quienes no comparten sus ideas y afirma que nunca ha tenido intención de ofender a nadie. "A todos respeto y acojo de corazón. Sin embargo, debo decir que la misión que me ha confiado la Iglesia y la caridad de Cristo me urgen a anunciar la verdad contenida en las Sagradas Escrituras, en el catecismo de la Iglesia católica y en el resto del magisterio de la Iglesia", concluye.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana