España bate su récord de trasplantes en 24 horas con 36 intervenciones

También se ha superado el anterior registro de donantes en un día con 18 (cuatro vivos)

En el operativo han participado 27 hospitales de ocho comunidades autónomas

Unidad de Trasplantes del hospital Virgen del Rocío de Sevilla. / Pabló Juliá

El sistema de trasplantes español ha batido un récord de actividad que, en realidad, son tres. En el plazo de 24 horas nunca antes se habían practicado tantas intervenciones (36), ni se habían registrado tantos donantes (14 personas fallecidas y otras cuatro vivas) ni se habían visto implicados tantos hospitales al mismo tiempo (27 centros de ocho comunidades autónomas). Todo ello sucedió el martes pasado aunque se hizo público ayer, cuando la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) tuvo la certeza del resultado satisfactorio de las operaciones. En total fueron 22 de riñón (dos de ellos a niños), 11 de hígado (uno infantil) y tres de pulmón.

El 26 de junio pasado, el día del récord, estaban programados tres trasplantes de riñón entre vivos (los únicos que se pueden planificar). Uno entre una pareja y otro cruzado (aquellos en los que el órgano de la pareja no es compatible y se intercambia con otras) que se coordinó entre los hospitales Germán Trías y Pujol de Badalona y el 12 de Octubre de Madrid. La acumulación accidental de donantes esa misma jornada con pocas horas de diferencia hizo posible la sucesión de trasplantes hasta llegar a 36 en un solo día. El récord anterior se estableció el 29 de marzo de 2009. Entonces, la ONT registró 32 trasplantes, a partir de 13 donaciones en las que participaron 23 centros.

Además de los cruzados, hubo otro caso particular, un “trasplante dominó”, como explica el director de la ONT, Rafael Matesanz. El protagonista de esta intervención en cadena fue un enfermo con una patología (amiloidosis familiar) en la que la falta de una enzima en el hígado provoca una degeneración nerviosa en el paciente, que necesita un órgano sano. Pese a ello, el hígado extraído es válido para otro paciente cuyo organismo genere esta enzima. De esta forma, el enfermo recibió el hígado de un donante fallecido a la vez que él cedía el suyo a otra persona.

El récord anterior de trasplantes en 24 horas se estableció el 29 de marzo de 2009 con 32 intervenciones

Matesanz destacó ayer el esfuerzo organizativo que requiere coordinar un número de trasplantes tan elevado en tan breve espacio de tiempo. “Hay que tener en cuenta que participan equipos de ocho autonomías, que hay que coordinar vuelos, aviones, intervenciones… y que todo ha funcionado bien”.

Pero además, subrayó cómo tanto el tipo de trasplantes como el de donantes son un reflejo del giro que se ha producido en la estrategia de obtención de órganos en los últimos años por parte de la ONT, fruto de la caída vertiginosa de las víctimas en accidente de tráfico, la que fue tradicional fuente de riñones, corazones o hígados.

Muestra de ello es que de los 18 donantes, cuatro de ellos fueron personas vivas (el caso de las tres parejas y el enfermo de amiloidosis). Y que solo uno de los 14 donantes fallecidos había muerto en accidente de tráfico.

El resto, excepto el niño cuyos riñones e hígado se han trasplantado a otros tres menores, fueron víctimas de accidentes cerebrovasculares. En general se trataba de personas hospitalizadas, que hace años habían pasado inadvertidas para la red de trasplantes. Su perfil se aleja del joven que fallecía en la carretera en los años noventa. “El 54% de los donantes tiene más de 60 años”, explica Matesanz. Pero sus órganos, especialmente los menos delicados, como el hígado o los riñones, salvan vidas. Ello explica que a pesar de la acumulación de donantes no se practicara ningún trasplante de corazón, mucho más exigente en cuanto a la calidad del órgano.

Las soluciones desarrolladas por la ONT (donantes vivos, ya sea en las modalidades en cadena, altruista o cruzada; órganos de personas en parada cardiorrespiratoria o en muerte cerebral) han permitido que se alcancen registros como el del martes pasado. O como el del 2 de junio, cuando se practicaron siete trasplantes a pacientes en situación de máxima urgencia, algo que tampoco había sucedido antes.

Gracias a la nueva estrategia, España sigue manteniendo los mejores indicadores del mundo en este terreno. En 2011, después de varios ejercicios a la baja, se consiguió un incremento del 11% hasta alcanzar la tasa de 35,2 donantes por millón. La tendencia de los primeros cinco meses de este año es similar, con un crecimiento del 11%.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana