Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La forense del primer informe dice ahora que los huesos son humanos

El juez autoriza a la técnico de la Policía Científica destituida a ver los restos, pero no a elaborar un nuevo estudio, según la abogada de la madre de los niños

Josefina Lamas, la forense de la Policía Científica destituida por emitir un informe erróneo sobre los restos óseos hallados en la finca de Las Quemadillas (Córdoba) que retrasó durante 11 meses la resolución del caso, ha solicitado realizar uno nuevo. Así lo asegura Reposo Carrero, abogada de Ruth Ortiz, madre de Ruth y José, los niños que desaparecieron en Córdoba y cuyos restos se da por hecho que son los encontrados en la hoguera.

La forense señalaba en su primer informe que los huesos hallados en la finca de la familia de José Bretón, padre de los niños e imputado por su asesinato, correspondían a "roedores y pequeños carnívoros". Sin embargo,  tres informes posteriores han concluido que los restos eran humanos y se correspondían a niños de 6 y 2 años, la edad de Ruth y José.

Lamas ha pedido a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) que transmita al juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Lainz, "su interés en volver a ver los restos y hacer un nuevo informe", según la abogada. El juez ha autorizado a la forense a verlos de nuevo en el Instituto Nacional de Toxicología, si bien le ha informado de que no necesita un nuevo informe y le ha pedido que en su declaración el próximo 28 de septiembre "diga sólo si se ratifica en el suyo o no", añade Carrero.

La Dirección General de la Policía Nacional decidió relevar a la perito el pasado 5 de septiembre tras el auto judicial emitido por el juzgado de instrucción número 4 de Córdoba, que confirmaba que entre los restos hallados en la finca de la familia de José Bretón había huesos humanos. La forense explicó en un informe solicitado por sus superiores su metodología para llegar a la conclusión de que los restos eran animales, incluida la búsqueda en Google de términos como hueso tibia infantil, tibia y tibia infantil humana.

Debido al error del informe de Lamas, firmado el 11 de noviembre, la policía descartó durante meses la idea de que los cuerpos de los menores podrían haber sido quemados en Las Quemadillas, que ahora es la tesis que mantiene el juez instructor en el nuevo auto de procesamiento emitido este mes.

Más información