España cumplirá Kioto con una compra de saldo de CO2 polaco

Medio Ambiente destina 40 millones a derechos de emisión, 10 veces menos de lo previsto, para compensar el exceso nacional

Chimeneas de la central eléctrica de Belchatow (Polonia). / REUTERS

El Ministerio de Medio ambiente ha anunciado que está a punto de alcanzar el objetivo de emisiones de CO2 que el Protocolo de Kioto marcaba para España gracias a una compra de derechos de emisión en Polonia. El acuerdo, del que el ministerio no da las cifras por ser “confidenciales”, supone la compra de las casi 100 millones de toneladas que España tenía pendiente por unos 40 millones de euros (la compra está por debajo de un euro la tonelada). La caída del precio del CO2 en los mercados internacionales permite así cumplir Kioto por mucho menos de lo previsto. España había gastado hasta ahora 770 millones de euros en compras de derechos en el exterior y en abril calculaba que necesitaría 500 millones más.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha destacado que la compra es “12 veces mejor que el mejor de los acuerdos” de la época socialista. El mercado europeo de CO2, diseñado para que la tonelada rondara los 20 euros, se ha hundido debido a que la UE asignó demasiados derechos a la industria y no previo la caída de la actividad económica por la crisis. El certificado de reducción de una tonelada cuesta ahora 7,5.

Sin embargo, España ha acudido a un controvertido tipo de emisiones, el llamado aire caliente o AAU, las reducciones de emisiones virtuales que consiguieron al cerrar las viejas fábricas comunistas. Según el acuerdo, Polonia debe destinar el dinero a proyectos verdes, como renovación de flotas y de alumbrado público, con la aspiración de que participen empresas españolas. Durante el Gobierno del PSOE ya hubo acuerdos con países del Este, aunque compraba en 2009 a una media de 7,8 euros por tonelada.

La dura negociación con Polonia permite al Ejecutivo cumplir Kioto con mucho menos presupuesto del inicialmente estimado. A principios de año, el ministerio de Medio Ambiente calculaba que necesitaría 500 millones de euros más a compras en el exterior, un sistema criticado por el Gobierno del PP, que quería conseguir reducciones en el mercado interior. “La compra de derechos no es la política que más nos gusta”, ha admitido Ramos. el Ejecutivo sí que estaba comprometido a cumplir Kioto por ser un compromiso internacional adquirido por España.

El bajo precio del mercado ha animado a España a culminar ahora la compra. Aunque tenía de plazo hasta final de 2014, la UE había advertido a España de que podía dejar en mal lugar al continente si a final de año no cumplía. Ahora, según Medio Ambiente, está muy cerca del objetivo que la UE asignó a España en Kioto: emitir en el periodo 2008-2012 un 15% más que en 1990, lago a lo que ha ayudado la crisis (que ha rebajado las emisiones de la industria y el consumo de carburantes) y el bajo precio del mercado internacional.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana