145 periódicos brasileños retiran sus contenidos de Google News

Reclaman que el buscador pague a los editores por utilizar sus cabeceras

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, Milton Coleman, preside una de las sesiones de la 68ª edición. / s. moreira (Efe)

Los periódicos plantan cara a Google. Reclaman que el gigante de Internet, el buscador más utilizado en el mundo, les pague por usar sus contenidos. Algunos medios han trasladado esta reivindicación a sus Gobiernos. Pero Brasil ha seguido una estrategia más radical: 145 cabeceras, que suman el 90% de la circulación, han decidido retirarse de Google News.

El conflicto entre el buscador y la prensa se puso de manifiesto una vez más durante la 68º asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), clausurada esta semana en São Paulo (Brasil). “Google Noticias se beneficia comercialmente de este contenido de calidad y se niega a discutir un modelo de remuneración por la producción de estos materiales”, explicó en ese foro el presidente de la Asociación de Periódicos de Brasil (ANJ por sus siglas en portugués), Carlos Fernando Lindenberg.

Google argumenta que no tiene la responsabilidad de pagar por los contenidos puesto que su servicio ya beneficia a los periódicos al dirigirles grandes cantidades de tráfico a sus sitios por el simple hecho de estar en el portal de noticias.

Para los defensores de los derechos de propiedad intelectual de los medios, plataformas como las de Google compiten directamente con los periódicos y las revistas porque funcionan como páginas principales que usan sus contenidos.

En diciembre de 2010, los diarios brasileños y Google News acordaron que el buscador solo mostraría una línea de cada noticia como estrategia para despertar el interés del lector y reconducirlo a la página web de la publicación. Pero esta estrategia no dio los resultados que esperaban los editores.

Para los periódicos brasileños, el tráfico que les llega desde este tipo de buscadores no era suficiente ni contribuía al crecimiento de su número de lectores en Internet. “Al contrario, al proveer algunas líneas de nuestras notas al internauta, el servicio reduce las posibilidades de que este busque la historia completa en nuestros sitios”, aseguró Lindenberg.

La ANJ es la primera asociación de periódicos que moviliza a sus integrantes para salir masivamente del servicio de noticias de Google. En 2010, la agencia de noticias Associated Press se retiró del portal, pero alcanzó poco después un acuerdo con el buscador. En España, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) ha cuestionado a Google por abuso de posición dominante al utilizar los contenidos digitales de los diarios sin disponer de autorización ni ofrecerles a cambio ninguna remuneración. Para los editores, dichos perjuicios todavía se agravan más por el hecho de que el servicio de Google News impide que los usuarios pasen por las páginas principales de los diarios, lo que merma sustancialmente sus eventuales ingresos publicitarios.

Ante las denuncias de los editores, la UE ha reclamado a Google que presenta un plan de medidas para evitar una posición de dominio. En caso contrario, la Comisión podría iniciar un expediente sancionador e imponerle una multa millonaria.

Antes de que este conflicto se resuelva, el Gobierno socialista francés quiere que Google pague más impuestos en Francia. Para conseguirlo, el ministerio de Cultura ha pensado en crear un nuevo derecho de propiedad intelectual digital, que obligaría a la compañía estadounidense a abonar a los editores de prensa una cantidad por mostrar los enlaces a sus periódicos en la página de Google News.

El motor de búsqueda replicó a ese deseo el jueves con una nota incendiaria en la que amenazaba con no indexar más los enlaces a las noticias de los periódicos franceses en su web si el Gobierno insiste en crear esa tasa, que se inspira en un proyecto similar lanzado en Alemania. El Ejecutivo respondió al día siguiente a las amenazas de Google invitando a las dos partes a mantener “una negociación calmada”.

La ministra delegada para la Economía Digital, Fleur Pellerin, de visita en Berlín, abogó por una “discusión constructiva” tras conocer las opiniones de las partes en litigio, y dijo que está “convencida de que es posible llegar a un acuerdo, incluso financiero, para la presentación de los artículos en la página de Google”.

Los representantes de Google France se reunieron el viernes con el equipo de la ministra en París, aunque al salir no hicieron declaraciones sobre un asunto que irrita profundamente a los ejecutivos del motor de búsqueda. En su carta, Google afirmaba que la adopción de una ley como la que planea Francia “haría menos visible los sitios de los editores franceses, que sufrirían una caída de visitas”, y recordaba que la página de Noticias no tiene publicidad.

El conflicto tiene que ver también con el papel preponderante del gigante estadounidense en el mercado de la publicidad en línea, y con la ventajosa fiscalidad de la que se beneficia como multinacional cuya sede europea no está en Francia.

Las autoridades europeas exigen regular estos vacíos legales, y la idea de Berlín y París es crear un nuevo impuesto que gravaría la utilización indirecta de contenidos e impondría nuevas reglas de enlaces a los motores de búsqueda.

Google teme que eso implicaría cambiar radicalmente su actual forma actual de trabajar, e intenta seguir beneficiándose de los paraísos fiscales europeos. La solución a la disputa no parece fácil. “Si puede haber un acuerdo entre las asociaciones de editores y Google sería muchísimo mejor que alimentar la polémica o entrar en luchas judiciales”, afirmó la ministra Pellerin.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana