La UE deja en el aire los pagos para las becas Erasmus

El programa de intercambio necesita 90 millones de euros este año para evitar los impagos

Fracasan las negociaciones sobre las cuentas comunitarias del próximo ejercicio

La Unión Europea dejó hoy en el aire la continuidad de la financiación del programa Erasmus, que necesita 90 millones de euros más de los presupuestados en 2012 para evitar caer en impagos, al fracasar definitivamente las negociaciones sobre las cuentas comunitarias del próximo ejercicio.

"Una razón más por la que lo lamentamos profundamente (el fracaso) es porque corremos el riesgo de retrasar programas muy importantes", como Erasmus, señaló en rueda de prensa el ministro chipriota de Asuntos Europeos, Andreas Mavroyanis.

Recordó que recientemente hubo muchas noticias en los medios de comunicación sobre la falta de recursos para garantizar la continuidad del programa, y "ahora nos vemos en la situación de arriesgarnos a no tener dinero para seguir financiando Erasmus".

El ministro chipriota aseguró, no obstante, que analizará con la Comisión Europea (CE) en los próximos días si hay otras vías para seguir financiando el programa, quizás priorizando los pagos, con el fin de "garantizar en particular que los jóvenes y los más necesitados no sufran las consecuencias de nuestras dificultades internas".

Las discrepancias entre los Veintisiete y el Parlamento Europeo impidieron el consenso para dar luz verde al presupuesto rectificado para 2012, presentado por la CE para solucionar la carencia de fondos al cierre de este ejercicio.

El Ejecutivo europeo pedía a los Estados miembros 9.670 millones de euros adicionales, de los que 9.000 iban a parar a toda una variedad de programas de formación y educación, como el Erasmus, la investigación comunitaria o a los proyectos de desarrollo regional y los financiados con fondos regionales y de cohesión.

Para reducir este importe, que fue rechazado por los países miembros, la CE propuso reducirlo en torno a 1.400 millones de euros y trasladar este monto a los presupuestos de 2013.

El Erasmus, el popular programa que permite a los alumnos universitarios de los Veintisiete, más a los de Croacia, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Turquía, estudiar o realizar prácticas de entre tres y doce meses en otro país participante, es uno de los más afectados por el riesgo de impagos.

La CE estima que necesita 90 millones de euros adicionales para realizar los pagos a los cerca de 270.000 estudiantes que disfrutarán de una beca Erasmus en el curso 2012-2013, según sus cálculos.

Bruselas había advertido de que, de fracasar las negociaciones presupuestarias, sería necesario reducir el número de plazas ofertadas o el monto de las becas, lo que puede afectar especialmente a los jóvenes con menos recursos.

Los programas de investigación comunitaria necesitan 423 millones de euros más, tanto para continuar con nuevos proyectos como para efectuar los pagos comprometidos a tiempo y no tener que abonar intereses de demora.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana