Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wert acusa a la oposición de ser destructiva sin plantear alternativas

El ministro de Educación defiende su reforma ante las 11 enmiendas a la totalidad a la LOMCE

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ayer en Santander.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ayer en Santander. EFE

Tras acabar las intervenciones de la oposición durante el debate de las once enmiendas a la totalidad a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, el ministro José Ignacio Wert ha señalado que se ha asistido a un "ejercicio destructivo sensiblemente alejado de la realidad". Wert ha reprochado a los partidos que sean "incapaces de plantear una alternativa" y les ha recomendado que se "olviden de la propaganda para centrarse en la educación". Pues en su opinión asistimos a un "intento de desacreditar la reforma". Tras un debate de casi cinco horas en el Senado -el Congreso está de obras- se han votado las enmiendas en bloque y -como era previsible al tener el partido Popular mayoría absoluta- se han rechazado con 149 votos a favor y 179 en contra. La oposición tilda la reforma de “clasista, involucionista, segregadora e injusta, recentralizadora y no consensuada”.

Wert ha remarcado la "ignorancia palmaria de algunos de los oradores" -como al afirmar que en Finlandia, con excelentes resultados en Pisa, no hay evaluaciones externas- y su "pereza mental".  Tras llamar la atención Celia Villalobos a la bancada socialista, el ministro ha seguido con los reproches. Se ha burlado de la "sordera mental" que muestran los diputados "ante el contenido de la norma, lo que hace que nos encontremos ante un cuadro bastante deprimente". A su juicio la oposición "no ha captado el espíritu y la voluntad de las reválidas" que no analizan conocimientos para hacer rankings de centros sino competencias. Y ha puesto de ejemplo la actual selectividad -"la única evaluación externa que existe y que llega al final del proceso educativo" lo que no permite  mejorar a un "sistema ciego".

Con un hemiciclo cada vez más soliviantado el presidente del Congreso, Jesús Posadas, ha tomado la palabra para calmar los ánimos:"las palabras del ministro Wert son retóricas, no reaccionen como si fuesen ofensas"."Gobierno dimisión. Elecciones ya". Con estos carteles de Izquierda Plural y con 15 minutos de retraso comenzó la sesión. Posadas, pidió a los diputados, ataviados con las camisetas de la Marea Verde, que los retiraran, llamándoles a la orden en dos ocasiones. 

En su primera invervención sobre la Lomce  -que el Gobierno considera  "vital, urgente y necesaria"- Wert habló 45 minutos sin un ápice de la ironía que acostumbra a diferencia de la réplica cuando tiró de improperios. Compromís lo describió como "triste, monótono y sin ilusión" y ese fue el sentir general. La noticia de la moción ha ensombrecido la votación de una ley muy controvertida y trascendente que el PSOE pretende revocar si llega al poder. Varios grupos han empezado sus intervenciones afirmando que hoy no es el día de votar las enmiendas de la Lomce sino un día en que el presidente Rajoy de la cara y explique el caso Bárcenas. A Wert -tan abucheado estos días por la Lomce- le acompañan apenas cuatro ministros: la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría; el de Agricultura, Miguel Ángel Arias Cañete; de trabajo, Fátima Ibáñez y de defensa, Pedro Morenés.

Según el ministro, la inversión en educación en España es un 15% mayor que la media de la OCDE, y un 17% mayor que la europea. Pero que, pese a ello recuerda, España tiene unos resultados en las pruebas Pisa 12-13 puntos menores que la media de los países participantes. Su intención es establecer unas pruebas externas de evaluación tras el cierre de cada etapa educativa, pues según él los 17 Estados que las aplican consiguen mejorar entre un 20% y un 40% sus resultados en estas pruebas. La intención del ministerio es aumentar la calidad de la enseñanza, disminuir la tasa de abandono escolar prematuro y mejorar de forma significativa las posibilidades de empleo de los jóvenes. Un abandono que se ceba con las clases bajas. Es del 45 % entre las familias que peor lo tienen para llegar a fin de mes y de un 7 % entre las más desahogadas económicamente.

Wert considera que la Lomce no es un reglamento nuevo, sino una "reforma parcial" de 57 artículos de Ley Orgánica de Educación (LOE). Todos los que "han acreditado en su aplicación que no resuelven las principales debilidades" del sistema que describe como "estancado y rígido". Esto contrasta con la urgencia del Gobierno en una nueva ley para frenar el 25% de abandono escolar temprano.

El más beligerante ha sido el socialista Mario Bedera. "Usted tiene un contrato por obra y servicio, y volverá a lo suyo que nunca fue la educación cuando deje el cargo", ha dicho, tras realizar una "contrareforma low cost para convertir la educación en una mercancía de oferta y demanda".

Registro del 'boletón de calificaciónes
Registro del 'boletón de calificaciónes" del ministro.

Los partidos catalanes (PSC, CiU, ERC e ICV,) acordaron a propuesta del Parlament que en sus enmiendas apareciese la idea de que la Lomce “niega la diversidad lingüística” de las comunidades con lengua cooficial y supone un ataque a la inmersión lingüística. Esquerra Republicana ha estado especialmente combativa: "Franco no pudo terminar con el catalán, tampoco usted". Según este grupo independentista, el PP no está haciendo nada por una minoría linguïstica catalana en Aragón y peligra la escolarización en valenciano y en catalán en Baleares,

Cuando el plazo para presentar enmiendas se cerró el 2 de julio, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, lamentó durante un desayuno informativo que ninguna tuviese un carácter “constructivo”, aunque —según sus palabras— lo imaginaba, pues sus conversaciones con los grupos habían sido "dignas de los Hermanos Marx". “En los últimos meses he dedicado el 60% de mi tiempo a intentar el diálogo educativo. La mayoría a deshacer prejuicios, malinterpretaciones y desconocimientos de lo que la ley decía. Y no he recibido ninguna propuesta alternativa”, dijo Wert. Al ministro le indigna que con las enmiendas apuesten por el statu quo, cuando la situación de la educación es, en su opinión, catastrófica: “La ley se ha ido alejando de los objetivos de empleabilidad".

 La Comisión de Educación tramitará las enmiendas parciales en septiembre y seguidamente la Lomce volverá a los senadores.

Suspendido por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública ha presentado la mañana de hoy martes un `'boletín de notas' de Ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el registro general de su ministerio.Esta agrupación -en la que están presentes los sindicatos CCOO, FETE-UGT, STES, CGT, los padres de la enseñanza pública o los estudiantes- suspende en todas las supuestas asignaturas: defensa de la educación pública, diálogo con la comunidad educativa, diálogo con todos los sectores, potenciación de la equidad, inversión presupuestaria, respeto a la pluralidad lingüística, educación en valores y coeducación, laicicidad, apoyo a los trabajadores, y garantía de participación democrática.

Como consejos orientativos, la plataforma reclama al "alumno" Wert que "pida públicamente al Gobierno la retirada del proyecto LOMCE, traslade sus disculpas a la ciudadanía por haberlo presentado, dimita de su cargo, y cambie urgentemente de actividad profesional, por el bien de la comunidad educativa y de la Educación Pública".

No es la primera vez que la plataforma registra un documento en la sede del ministerio como forma de mostrar su descontento. La última vez coincidió con la celebración de una jornada de huelga general de la enseñanza el 9 de mayo que culminó con multitudinarias manifestaciones por toda España para protestar por la Lomce y los recortes educativos.